Creciendo Juntas desde Vínculos Positivos

A puertas de una nueva oportunidad, ¡Enfócate en lo que sí puedes!

Este ha sido un tiempo de verdaderos cambios, varió nuestra forma de interactuar, de cuidarnos, de pensar, de trabajar y hasta de construir nuestros propios procesos personales y familiares. Cambiamos de año y debemos aprovechar a tener un cambio interno también.

Hoy, en estas líneas, tengo la inquietud de invitarte a una fiesta hermosa y profunda, una fiesta que se celebra adentro y que te trae los regalos de vida más maravillosos y trascendentales. Una fiesta en donde tu eres el invitado principal y en la cual puedes tener frente ti tus riquezas y ¿por qué no? tus miserias,también. Una fiesta en la que puedes elegir los regalos que quieres llevar contigo y las cargas que quieras dejar porque ya no te sirve, representan limitaciones y peso innecesario para el camino.

Yo, en este caso, dejaría atrás los rencores o los malos hábitos y me quedaría con la esperanza y las ganas de construir en mí, a esa persona que he sido destinada a ser, para dejar una hermosa huella en este espacio compartido.

Las preguntas sería ¿qué necesito dejar en el camino?, ¿cuáles son los regalos que vienen a mostrarme situaciones personales en las que necesito trabajar para dejar de cargarles?, ¿cómo fluir más liviano, en armonía conmigo, con el mundo?, ¿cómo destinarme a mi propósito?

No sé con certeza, al igual que tu, qué nos depare la situación que vivimos. Por hoy, elijo enfocarme en lo que está dentro de mi poder personal, mis propias capacidades y aferrarme a ellas, para convertir mis circunstancias en oportunidades de crecimiento y evolución positiva.

Esta es una fiesta de transformación en la que podemos sentir algo parecido a lo que siente la mariposa, que se prepara para salir del capullo. Ella se ve en una situación en la que se encuentra sin poder volar, pero resiste porque necesita vivir, preparar sus alas y volar con fuerza.

La invitación para esta bonita fiesta es para que trabajes en hacer hermosos tus espacios, tus sitios físicos de casa, el lugar donde duermes y el lugar donde recibes a las personas que amas. Para embellecer también tus espacios internos con pensamientos de abundancia y llenar tus emociones de paz, decretar en positivo todo aquello que sueñas y empezar a sentir que lo mereces desde lo más profundo de tu alma.

Cuidar y convertir en hermosas las maneras de relacionarte con tu pareja, con tus hijos y con tus amigos. Si algo hemos aprendido en este tiempo es que la vida es frágil y se nos va sin más, sin avisar, así que mientras estemos vivos hacer que valga y que sea hermoso es nuestra posibilidad, nuestra capacidad.

La invitación es a hacerlo hoy mismo, sin esperar tener la mejor casa o el mejor trabajo, a construir con alegría y amor a pesar de las circunstancias que la vida nos pone enfrente, a hacer de cada momento algo memorable, digno de recordar; a abrazar a tus hijos y darle un beso a tu pareja, ayudar a tus hermanos, bendecir lo que tienes, agradecer por lo que vendrá.

Aunque la mesa no este repleta la celebración viene de adentro, la salud y el techo se han convertido en un regalo invaluable, que nos hace dar gracias por quiénes están y bendecir a quienes se han ido, pero nos han dejado un legado de amor.

Seamos agradecidos por lo que tenemos, por lo que nos impulsa a luchar a buscar ser mejores seres humanos, con la esperanza puesta en la fuerza del amor que nos sostiene y la seguridad que sustenta nuestra capacidad espiritual de convertir cualquier circunstancia de vida en aprendizaje.

Deseo que hoy tengamos una fiesta en donde lo que hemos vivido, nuestra experiencia y la capacidad que hemos demostrado para salir adelante, nos reconforten y nos permitan proyectar un año lleno de abundancia y crecimiento. Que nuestros regalos, para nosotros mismos, sean descubrir las capacidades que encierran nuestro ser, el permiso de sentir que merecemos, la capacidad soñar y concretizar y el amor en la entrega a los demás.

Con la invitación a esta fiesta, tal vez podamos descubrir la riqueza que encierra ser lo que somos, disfrutar de lo que tenemos, sentir que somos capaces y estar dispuestos a seguir, para continuar creyendo que la vida es hermosa y que el verdadero tesoro se encuentra dentro de ti y que cuando lo descubras estarás listo para brillar.

¡Enfoquémonos entonces en lo que sí podemos!, y adelante que la fiesta tiene que continuar.

Un abrazo en luz y amor.

--

Wendy Ortiz

Psicóloga Clínica y Educadora de Disciplina Positiva.

Instagram: http://@creciendojuntoscondp

Facebook: https://www.facebook.com/Creciendojuntosdisciplinapositiva

Revista Femenina

Revista Femenina Digital es el principal medio de comunicación hecho por y para mujeres en Guatemala.

Publicaciones relacionadas

Subscribe
Notify of
guest
1 Comment
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Reina Bámaca Santos
Reina Bámaca Santos
1 year ago

Me encanto este tema muy buena reflexión la tomare para mi vida gracias

Botón volver arriba