Desde Adentro

Amor en todos sus matices

¿Qué es un matiz? Si buscamos el significado de la palabra “matiz” comprendemos que son las diferentes tonalidades que puede tener un color. Viniendo desde el pigmento puro o principal hasta sus escalas más oscuras o más claras.

Ahora te podrás preguntar ¿qué relación tienen los matices con el amor? y ¿a qué me refiero con “amor en todos sus matices”?

Día a día, por medio de mi profesión, puedo apreciar los diferentes matices que se pueden obtener de un solo color y cómo cada uno de ellos al combinarlo con otros forman diseños apreciables a la vista.En nuestra vida sucede exactamente lo mismo.

Comencemos definiendo la palabra amor con las siguientes preguntas ¿qué es amor para ti?, ¿cómo experimentas el amor a ti misma, día a día?, ¿cómo recibes y transmites el amor día a día a los demás?

También la palabra amor puede tener diferentes significados para cada una de nosotras dependiendo las diferentes experiencias a lo largo de nuestra vida.

Por eso, hoy te quiero compartir lo que para mí significa la palabra amor. Amor es igual a Dios. Sí, quien te creó a ti y a mí y quien conoce todo, absolutamente todo de cada una de nosotras.

Para mí, Él es la mayor fuente de amor que podemos encontrar en este mundo. El color original, el pigmento puro. De su amor, parten los demás matices del verdadero amor.

Probablemente todos tengamos conceptos errados de lo que significa el amor y amar a los demás, pero se vuelve sencillo si tu ejemplo de amor es Dios. El amor va, entonces, más relacionado con dar que con recibir.

Para mí, amor es igual a Dios, el matiz principal de mi vida, la fuente de todo amor. Y sin ese amor, creo que no podemos llegar a amarnos a nosotras mismas ni mucho menos amar a los demás.

No seamos “metal que resuena o címbalo que retiñe” sin amor, vacíos, sin sentido; el amor es el ingrediente de todo lo bello, profundo, completo e infinito.

En resumen, únicamente vamos a poder llegar a disfrutar de el “amor en todos sus matices” si aprendemos primero a valorar ese amor que recibimos de parte de Dios, de los demás; pero principalmente cuando damos amor a los demás.

En lo personal me he dado cuenta que no puedo dar amor a los demás si yo no estoy convencida del amor propio. Para amarme debo poner adelante a Dios, viendome y amandome como Él me ve; no como las personas quisieran verme o como yo quisiera verme delante de ellos.

El amor es algo que simplemente no podemos aparentar, cuando hemos conocido el “color puro”, ya podemos reconocer sus matices. El amor no es como nos lo vende la publicidad, (y te lo dice una publicista). Es muy fácil persuadir a las personas para que hagan lo que las marcas quieren y que tengan una idea errada del amor. Sin embargo, amor no es persuadir a los demás para que hagan lo que yo quiero, o que me amen como yo quiero. El verdadero amor es darse por completo a los demás.

Muchos no lo entenderán porque no han conocido el verdadero amor. Si tú, como yo, tienes la dicha de conocer ese verdadero amor, que es el color original, ¡felicidades, sabes dar y recibir amor en todos sus matices!

Ahora bien…¿Estás dispuesta a vivir el amor en cada uno de los matices de esta vida? ¡Hoy es un buen día para hacerlo!

Por: Andrea Bermejo

Facebook: http://@andreabermejogt

Instagram: http://@andreabermejogt

Revista Femenina

Revista Femenina Digital es el principal medio de comunicación hecho por y para mujeres en Guatemala.

Publicaciones relacionadas

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Mira también
Cerrar
Botón volver arriba