Mujer EjecutivaProductividad

Si eres madre y trabajadora ¡deja de autosabotearte!

¿La carga de tareas te está dejando en segundo plano?

Durante varios años me vi envuelta en el estrés del día a día, siendo madre, esposa, trabajadora y estudiante universitaria… Para quienes lo han vivido o lo están viviendo, sabrán exactamente el ajetreo al que me refiero.

Algunos días sentía que mis energías no daban más y que mi paciencia llegaba a su límite, pero pronto comprendí que debía hacer algo para eliminar esa sensación que me invadía y que provocaba que la susceptibilidad se mantuviera a flor de piel, así que tomé la determinación de trabajar en mi inteligencia emocional con la cual adquirí hábitos saludables que hoy quiero compartir contigo para que el multitasking no se vuelva tuenemigo, sino tu aliado.

Las mujeres tenemos la capacidad de atender más de una tarea a la vez, eso nos hace asombrosas y altamente productivas, sin embargo, esas capacidades pueden verse opacadas si nuestra emocionalidad está siendo vulnerada por la falta de auto comprensión y amor propio, lo cual podemos erradicar aplicando técnicas sencillas pero poderosas como el autoconocimiento, pilar necesario para desempeñar correctamente nuestras tareas personales, familiares, académicas y laborales.

Hablemos del sabotaje emocional:

Las emociones negativas absorben toda nuestra atención obstaculizando cualquier intento de atender a otras cosas, lo que se conoce como malestar emocional, y este no solo provoca decaimiento físico, sino que puede ser el detonador de enfermedades a mediano plazo, y para evitarlo y ser altamente productivas, el primer paso es trabajar en nuestro autoconocimiento.

Cuando aprendemos a conocernos y a escuchar nuestro interior, nos convertimos en personas más completas, pues estamos dándole lugar a lo más importante que tenemos: nosotras mismas, y así, somos capaces de encausar nuestras acciones hacia todo aquello que nos provoca bienestar.

¡Manos a la obra!

El primer paso para ser emocionalmente inteligente es analizar, comprender y aceptar las emociones positivas y negativas que nos llevan a la acción. Visualiza esta última semana respondiendo a estas preguntas:

¿Qué me hizo sentir incómoda y qué me hizo sentir cómoda?

¿Hay algo que debo dejar de hacer o empezar a hacer inmediatamente?  

¿Pude haber pedido ayuda a alguien?

¿Estoy siendo asertiva al comunicar mis necesidades?

Atrévete a indagar profundamente hasta identificar esas emociones que pueden estar provocando el auto sabotaje, que te frenan, que te hacen reactiva en vez de proactiva, y que evitan que seas esa mujer llena de energía que es capaz de automotivarse para seguir adelante. Luego de ello, monta un plan de acción, comunica tus necesidades y si es necesario, otórgate el permiso de tomar pausas totalmente válidas y reconfortantes. ¡Verás como el éxito empieza a formar parte natural de tu vida!

Escrito por Ana Solares

Licenciada en Administración de RRHH

Gestora del Talento Humano, facilitadora empresarial, asesora de empleabilidad

Embajadora del salario emocional

INSTAGRAM: @talentoenpositivo

INSTAGRAM: @talentlinkrh

 WEB SITE: www.talentlinkrh.com

Revista Femenina

Revista Femenina Digital es el principal medio de comunicación hecho por y para mujeres en Guatemala.

Publicaciones relacionadas

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Botón volver arriba