Uncategorized

¿Cómo saber si soy víctima de violencia?

En lo que va del 2021 según el Observatorio de las Mujeres del Ministerio Público, hay 18,220 víctimas registradas por distintos tipos de violencia contra la mujer.

Aunque la violencia física es la más fácil de identificar, existen otros tipos de violencia y debes aprender a identificarla.

La violencia contra la mujer no solo se da la casa, en el trabajo e incluso en la calle.

Tipos De Violencia

De acuerdo con laLey contra el Femicidio y otras Formas de Violencia Contra la Mujer, esta reconoce cuatro tipos:

Violencia psicológica: Aunque no deja huellas físicas, sí afectan el autoestima y la seguridad personal. Dentro de esta se consideran las conductas que buscan controlar, humillar, avergonzar o aislar a la mujer.

Violencia física: Esta causa daños a la integridad corporal, deja huellas físicas reconocibles. Los apretones, empujones de cualquier tipo son señales graves y debes denunciarlas. Si te hace sentir insegura y con temor, debes alejarte de esa persona.

Violencia sexual: Incluye todo tipo de acciones de naturaleza sexual que se cometen sin el consentimiento de la mujer. No necesariamente involucra penetración.

Violencia económica: toda acción destinada a limitar la autonomía de las mujeres y generar dependencia controlando sus ingresos, reteniendo o destruyendo objetos, bienes, o documentos personales, así como privándola de los medios indispensables para vivir.

¿Cómo identifico que soy víctima de violencia?

Generalmente un tipo de violencia conlleva al otro, lo que puede comenzar con gritos o prohibiciones, puede acabar en golpes. Según el Ministerio Público, reciben 232 denuncias diariamente de violencia contra la mujer.

Por esta razón, es importante aprender a identificar las señales. A continuación, te comparto algunas:

Indicadores psicológicos:

  • Te critica, te grita, te insulta o hiere incluso delante de otras personas.
  • Te trata como si fueses inferior o boba.
  • No te habla y actúa como si no existieses.
  • Exige obediencia ante sus caprichos.
  • Se altera si no está hecho lo que te ordenó. 
  • No te permite salir de casa cuando quieres hacerlo.
  • Controla tu tiempo.
  • Pide explicaciones de a dónde has ido cuando sales de la casa.
  • Usa tu dinero y toma decisiones económicas importantes sin consultarte.
  • Tiene celos de tus amigas y no quiere que salgas con ellas. Interfiere en tu relación con los miembros de tu familia (critica a tus familiares e hijos/as) e intenta que no veas o hables con ellos.
  • No te deja relacionarte con hombres y te acusa de tener una aventura con otra persona.
  • No quiere que estudies o hagas actividades de formación.
  • Te exige que te quedes en casa y cuides de los/as niños/as.
  • No te deja trabajar fuera de casa o te pone condiciones o te hace trabajar para él.
  • Te acusa de causar la conducta violenta: te dice que sus sentimientos fueron irracionales y te echa la culpa de sus propios problemas.
  • Intenta convencer a tus amigos/as, familia o hijos/as de que no estás bien de la cabeza y/o amenaza con enviarte a un hospital mental.
  • Amenaza con quitarte los/as niños/as.
  • No respeta tus creencias religiosas, políticas.

Indicadores físicos:

  • Te empuja o aparta violentamente.
  • Te pega o pellizca en el cuerpo y/o brazos.
  • Te tira al suelo, te da patadas, te machuca, te lanza objetos.
  • Te muerde y/o te aruña tan fuerte que sangras o te hace moretones
  • Te quema, te escupe, te jala el pelo, te amenaza con cuchillos, objetos punzantes o armas de fuego.
  • Te ahorca.

Indicadores sexuales:

  • Te exige tener relaciones sexuales lo desees o no y/o te fuerza físicamente a tenerlas.
  • Te hace daño cuando tienes relaciones (lastima tu pecho y/o tus genitales sexuales).
  • Te obliga a tener prácticas sexuales con las que no estás de acuerdo y/o te obliga a prostituirte.
  • No te deja tomar anticonceptivos.

Frases como “fue mi culpa”, “yo lo provoque” o “si me prohíbe salir de casa es para que no me pase nada”, “me ama tanto que no quiere que salga sin él” y “me cela porque me quiere”, son frases que esconden violencia.

Recuerda que la violencia también se disfraza de amor.

Algunos consejos…

  • No corras riesgos: La primera norma a seguir es la de la protección de la propia vida y la de tu familia.
  • Ten siempre preparadas tus cosas para una huida rápida (documentación personal, chequeras, tarjetas, certificados de nacimiento, pasaportes, llaves del carro, celular cargado).
  • Ten un espacio seguro dentro de tu casa, desde donde puedas pedir ayuda.
  • No te sientas culpable. Ten muy presente que tú no eres la culpable.
  • No dejes pasar el tiempo.
  • No pienses que el tiempo lo resolverá.
  • Actúa: el tiempo juega en tu contra y la violencia crecerá cada día.
  • Pide ayuda
  • Denuncia llama PNC 110 o acude MP 1572
  • No tengas miedo y no te aísles.
  • Ayuda a quienes lo necesiten. Si conoces a alguien que está sufriendo violencia, no la dejes sola. Escúchale y hazle saber que estás junto a ella. Mirar para otro lado solo contribuye a empeorar las cosas.

NO DUDES EN ALZAR TU VOZ.

Escrito por Licda. Annie Tello Abogada, Jurista.

FACEBOOK: @atello2018 

Revista Femenina

Revista Femenina Digital es el principal medio de comunicación hecho por y para mujeres en Guatemala.

Publicaciones relacionadas

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Botón volver arriba