Uncategorized

Una mujer bella

Nacimos para ser bellas, ¡es una realidad!, el problema es que la olvidamos cuando vamos creciendo… Cuando hablamos de belleza, nos viene a la mente imágenes de mujeres como las reinas de belleza, pero ¿es la belleza  estar todo el tiempo flacas y muriéndonos de hambre?, ¿realmente es eso?

En un concurso de belleza, le preguntan a una concursante ¿y tú por qué no hablas?, y ella responde: ¡Y pa qué, si cada vez que hablo, meto la pata!

Los estándares de belleza han cambiado con el paso de los años y en esta llamada “Época de la tecnología” con un buen Photoshop nos convertimos en esa mujer que anhelamos ser…

Es tan malo el uso de esta herramienta que se vuelve una obsesión y muchas veces desconocemos a la persona del perfil de WhatsApp, Facebook o Instagram. Esa imagen es totalmente diferente a la verdadera, ¿nos les ha pasado?

Se ha comprobado que el 90% de las imágenes que vemos en redes sociales tienen algún retoque o se ha puesto bajo un filtro. No hay nada de malo en usarlos, pero no hay nada como ser “autenticas”.

Personalmente, me gusta observar y ver los perfiles de las personas con quienes me relaciono de una u otra manera.

Por ejemplo el WhatsApp, ¿cuál es el mensaje que queremos dar con la foto que ponemos en ese perfil?

Hay imágenes de perfil en esta red que muestran desde florcitas, paisajes, mascotas… puede parecer normal, pero el problema radica en que es un perfil de alguna alta ejecutiva.  Hay personas que se exceden y ponen muñecas o dibujos animados, o bien, no ponen nada, que es más grave.

También se ven fotos grupales y al final no se sabe quién es la dueña de esa cuenta, porque vemos un grupo de personas. Insisto, ¿qué mensaje desas dar?

Cada vez que doy una asesoría de Imagen pregunto: ¿cómo te ves?, ¿cómo te ven los demás?, y ¿cómo deseas que te vean? Es igual de importante saber quiénes somos, además de conocer lo que queremos transmitir en nuestros perfiles.

¿Qué debemos hacer? Lo primero es quererse ver bien y saludable, pero también mostrar la esencia de la persona que realmente somos.

Nuestra imagen debería tener congruencia con el rol que desempeñamos.

¿Tu imagen muestra a  una mujer profesional, agradable, sonriente, cercana, amigable, accesible, natural, elegante, con buen gusto?

¿Qué dice tu foto de perfil?

¡Hemos venido al mundo como seres irrepetibles, esa individualidad nos hace, per sé, únicas!

Entonces, ¿por qué no potenciar nuestras individualidades?, ¿por qué nos afanamos en ocultar quienes verdaderamente somos y buscamos parecernos a alguien más?

La belleza radica en ser nosotras mismas siempre…. ¡Autenticidad! ¡Conocer tus propiedades y hacerlas valer! Tener tu propia marca personal, que es ese “no sé qué” que te hace diferente.

Pero, ¿realmente somos bellas las 24 horas del día? Mi respuesta es ¡sí! Porque no se trata de quién tiene menos arrugas o menos rollitos, se trata de aceptar quiénes somos y amarnos, ¡amarnos! eso es ACTITUD.

Puedes ir con la cara lavada pero tu actitud hará la diferencia. La inseguridad es el peor defecto que podemos tener.

Una mujer bella es precisamente una mujer“autentica”, que es congruente con lo que dice y piensa.

No puedes predicar algo que no vives. Una mujer auténticamente bella se acepta, sabe mejorar si cree necesitarlo física, intelectual y espiritualmente.

En conclusión, una mujer auténticamente bella es la que sabe potenciar su imagen con naturalidad, la que actúa, piensa, habla y se expresa de acuerdo con lo que en realidad es ella.

Por: Carmen Portillo

Asesor & Coach de Imagen

FB: @blissbycarmen

Carmen Portillo

Asesor & Coach de Imagen.

Publicaciones relacionadas

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Botón volver arriba