Categorías

Frase del día

""Sé la mujer que rompe moldes y crea su propio camino.""

Cuando la mente de mamá no está bien

La mente de mamá es clave en el día a día. Con la mente “bien” la madre puede preparar un menú saludable para sus hijos, puede efectuar actividades o jugar con sus hijos en tranquilo estado. Además, la mami puede arreglarse lo que ella quiera o necesite, y logra bailar, cantar, trabajar, sintiéndose a gusto con ella misma.

Me ausenté de mi columna en la revista, porque mi mente no estaba bien… Lo noté porque todo lo que mencioné anteriormente y no lo hacía. Las enfermedades y angustias manifestadas día a día un regreso caótico a clases me invadió y manteniendo activa la ansiedad diagnosticada.

Una ansiedad con la que he vivido todos los años que recuerdo, te bloquea la mente, la inspiración, las ganas de comer, de compartir, te genera insomnio, quitándote la ilusión.

Mi cerebro estaba en un estado de alerta constante, toda la parte emocional de mi vida se estaba enfocando en mis miedos y en mis fobias.  Es increíble lo que la mente nos enferma, nos puede decir y afectar. Sin embargo, lo más especial y valiente que hice desde el día uno y te recomiendo si es que estás pasando por estos duros momentos es tener el valor de aceptar que no estás bien y esa decisión será el primer paso del cambio.

Quiero decirte mamá con estas líneas, que es completamente normal que a veces notes que tu mente no está bien, pero cuando lo detectes, por favor, pide ayuda, porque la cabeza del hogar, la dulzura, la inspiración y la inocencia de tu casa, te necesita bien.

La plenitud de mamá en todos sus aspectos es quizás, la clave más importante en la vida de una madre. Sin plenitud nuestros días se harán más difíciles y todo eso querida madre lectora, se verá reflejado en nuestros hijos. Esta lectura no es para que te sientas presionada, no es lo que quiero lograr, mi objetivo con estas líneas es que observes la importancia de tu mente, de tu cerebro y de tu salud mental.

Mis apoyos durante estos meses de ausencia fueron mi psicóloga, mi esposo, mis libros, mis aceites esenciales y por supuesto el mindset y el trabajo interno que conlleva. Si yo no hubiese dado el sí al cambio, todos estos apoyos no me habrían ayudado en nada.

Hubo lágrimas, enojo, frustraciones, momentos de sentir que no podía más, que simplemente pensaba que no lo iba lograr. Te digo, no es que esté curada, no es que ya me sienta al cien. No obstante, ese paso y esa decisión de luchar siempre por mi salud mental ya la tomé y mi mente no regresará al callejón oscuro donde estaba metida y si en algún momento, siento que voy en camino, tomaré las riendas del asunto como se debe.

Acá estoy, por la mañana, escribiéndote estas líneas mientras mis hijos juegan frente a mi escritorio, mientras bebo un café y tengo mi difusor a toda máquina, acá desde mi escritorio quiero enviarte un abrazo, un abrazo de comprensión, de compañía, de calma y paz, porque créeme que la luz vuelve a salir, el camino se arregla, tengamos paciencia, te abrazo y te doy las fuerzas y el aliento que necesitas para estar mejor.

Madre, mujer, esposa, amiga, trabajadora, eres importante, eres todo, eres el lugar seguro de alguien en esta vida y lo más importante: ¡Eres tú lugar seguro!

Por May Barrera

Maternidad y lactancia.

proyectos

Comparte la nota en tus redes sociales

Nota escrita por:

Danos tu opinión

Deja el primer comentario

Patrocinadores

Categorías

Fisioterapia, Estetica, Rehabilitacion
Mascotas
Organízate con Andie

Patrocinadores