Categorías

Importancia de conservar y proteger los bosques y el agua en la región

En el marco del día Internacional de los Bosques (21 de marzo) y el Día Internacional del Agua (22 de marzo), la Asociación Centroamericana Centro Humboldt (ACCH) hace un llamado a reflexionar sobre la situación medioambiental que enfrenta Centroamérica e invita a tomar medidas urgentes para garantizar un futuro sostenible.

Según datos del informe Valoración del aprovechamiento y protección de los recursos naturales en Centroamérica realizado por la ACCH se observa que las categorías de bosques mixtos y bosques de coníferas son los más afectados por la pérdida de superficie forestal en un periodo de 7 años. Los bosques mixtos registraron una pérdida de más de 600 mil hectáreas, mientras que los bosques de coníferas sufrieron una pérdida de más de 160 mil hectáreas.

Importancia de los bosques y acciones para su conservación

Los bosques, no solo son guardianes de la biodiversidad y reguladores del clima, sino que también son indispensables para la conservación del agua.

Los incendios forestales, la deforestación y degradación de los bosques ponen en peligro estos servicios ecosistémicos vitales, exacerbando la vulnerabilidad de nuestras comunidades frente a los impactos del cambio climático” comentó Víctor Campos, director ejecutivo de ACCH.

Desde su papel fundamental en la regulación del clima hasta su contribución a la biodiversidad y la salud del suelo, los bosques desempeñan múltiples funciones vitales para nuestro planeta, pues:

  • Regulan el microclima, lo que ayuda a mantener un entorno equilibrado y favorable para la vida.
  • Contribuyen a la recuperación de fuentes de agua al actuar como filtros naturales y reguladores del ciclo hidrológico.
  • Son sumideros importantes de carbono, ayudando a mitigar el cambio climático al absorber grandes cantidades de CO2.
  • Preservan la biodiversidad, albergando una gran variedad de especies animales, muchas de las cuales son endémicas y dependen exclusivamente de estos ecosistemas.
  • Proveen materia orgánica esencial para la fertilidad del suelo, promoviendo su salud y productividad.
  • Ayudan a prevenir la erosión hídrica y eólica al mantener la estabilidad de los suelos y protegerlos de la erosión causada por el agua y el viento.

“Es importante concientizar localmente sobre la conservación de los bosques y promover sus beneficios como proveedores de bienes y servicios ambientales. Estos esfuerzos deben respaldarse con políticas sólidas que impulsen un desarrollo forestal sostenible, ya que este sector tiene un potencial económico significativo para la región”. expresó Campos.

Medidas clave para prevenir los incendios

La pérdida de bosques a nivel regional tiene consecuencias significativas, como la disminución de la biodiversidad y la capacidad de retención de carbono. Las principales causas son: incendios forestales, deforestación, cambio climático, agricultura de gran escala, ganadería, extracción de recursos naturales y expansión urbana e infraestructura.

ACCH comparte 3 medidas para prevenir los incendios forestales:

  1. Fortalecer los planes contra incendios y minimizar los focos de estos en bosques y áreas protegidas.
  2. Implementar programas de reforestación y restauración de áreas degradadas.
  3. No llevar materiales que puedan provocar incendios al visitar parques o zonas protegidas.

Contaminación del agua a nivel mundial

En 2022, la falta de saneamiento básico y la contaminación del agua representaron obstáculos significativos para combatir la pobreza extrema y las enfermedades en países de bajos recursos. Según el Programa Conjunto OMS/UNICEF, 2 mil millones de personas carecían de instalaciones básicas de saneamiento, mientras que 653 millones no tenían acceso a ningún tipo de instalación sanitaria. Además, al menos 2 mil millones de personas en todo el mundo consumían agua potencialmente contaminada por heces, con un número aún mayor expuesto a otras formas de contaminación del agua.

Abordando la crisis hídrica: desafíos y amenazas

La gestión del agua en Centroamérica enfrenta desafíos significativos debido al cambio climático, la lucha contra la contaminación y la preocupación por la disponibilidad y calidad del agua.

Campos brinda los siguientes desafíos y amenazas relacionados con el agua:

  • Aunque Centroamérica cuenta con una generosa provisión de agua de origen atmosférico y recursos hídricos per cápita, la gestión eficiente de este recurso sigue siendo un desafío. La distribución geográfica, territorial y las características climáticas presentan desafíos únicos que requieren atención urgente.
  • La contaminación del agua, procedente de residuos municipales e industriales, agrava la crisis. La presencia de bacterias patógenas y metales tóxicos constituye una seria amenaza para la salud pública y el medio ambiente.
  • Las aguas naturales, como mantos subterráneos, reservorios, lagos y ríos, son receptores de aguas residuales municipales, industriales, mineras y agropecuarias, lo que altera su calidad y las hace susceptibles a la contaminación por residuos de plaguicidas y metales disueltos.
  • La presencia de desechos altamente contaminantes en estas fuentes de agua, no eliminados por plantas depuradoras tradicionales, amenaza la salud humana y el medio ambiente.
  • El análisis de los registros de los volúmenes de agua disponibles en Centroamérica muestra una disminución del agua per cápita de más del 60% en los últimos 74 años.
  • Actualmente, solo tenemos acceso a menos del 40% del agua que teníamos en 1960, lo que ha resultado en opciones de desarrollo reducidas y un aumento de la pobreza y la vulnerabilidad.
  • Con el crecimiento continuo de la población, las necesidades hídricas aumentan mientras los recursos disponibles disminuyen.

El impacto del cambio climático en los recursos hídricos de Centroamérica

Los fenómenos climáticos extremos como las sequías y la lluvia excesiva afectan el ciclo del agua, reduciendo la infiltración en el suelo y modificando la calidad del agua disponible. Esta alteración se ve agravada por la creciente demanda de agua, especialmente en sectores como la agricultura e industria, lo que genera un déficit crónico en la gestión del agua debido a la sobreexplotación de los recursos hídricos.

“Al adoptar prácticas agrícolas sostenibles, podemos construir una región próspera y saludable, preservando la salud humana al evitar agroquímicos y otros tóxicos dañinos, al mismo tiempo que protegemos el equilibrio ecológico”, concluyó Campos.

Comparte la nota en tus redes sociales

Danos tu opinión

Deja el primer comentario

Patrocinadores

Categorías

Fisioterapia, Estetica, Rehabilitacion

Patrocinadores