Categorías

Descubre tu niña interior

Por: Daniela Coronado

El niño interior es un concepto comúnmente asociado a la psicología analítica, que explica que todos tenemos una versión antigua de nosotros que resurge en momentos que se conecten con nuestras experiencias de la infancia. 

A lo largo de nuestra infancia, tenemos recuerdos positivos y negativos que van dando forma a nuestra identidad, y aunque crecemos para volvernos adultos, mantenemos una versión de “niño”. Este niño retiene tanto lo positivo como lo negativo. Por ejemplo, en momentos de creatividad, es posible que nuestro niño interior salga a la superficie. 

Sin embargo, también sale a la superficie en momentos que nos recuerdan a eventos traumáticos que nos hacen sentir de formas similares a cómo nos sentimos cuando éramos niños. Cabe mencionar que todos tenemos un niño interior y traumas. Estos se definen como situaciones que provocaron emociones fuertes que no pudimos procesar de manera correcta. 

Los traumas en nuestro niño interior

Algunos tenemos la idea de que un trauma debe ser una situación sumamente fuerte como la muerte de un ser querido, el abuso sexual o el maltrato físico. No obstante, la psicología define un evento traumático como cualquier situación que cause un alto grado de estrés o emoción incómoda. Y estos traumas, sean grandes o pequeños, quedan almacenados en nuestro subconsciente y, por tanto, en nuestro niño interior. 

Es común, por ejemplo, que al sentir miedo te “veas” o “sientas” como una niña, ya sea que huye o se queda callada. O que al sentirte insegura recurras a hacer berrinches de celos o a acusar a tu pareja como si se tratara de un evento del pasado. 

Cuando pasamos por situaciones que se sienten como esos eventos traumáticos que quedan grabados en nuestra niña interior, regresamos a aquellos mecanismos que desarrollamos desde niños para manejar la situación.

Mecanismos de defensa

Si de niña llorabas cuando tus papás no te ponían atención y preferían escuchar a tu hermano, es posible que de adulta busques llamar la atención y compitas por esto con otros. Y si no la consigues, sientes todas esas emociones que sentías al ser una niña que buscaba la validación de sus padres. Algo que todos necesitamos.

Es por esto que han surgido técnicas para sanar heridas del pasado y cambiar mecanismos de defensa no sanos a través del niño interior. Si te identificas y quieres trabajar tu niña interior, puedes referirte a un profesional de psicología que trabaja esta área, o bien buscar métodos online que puedan facilitarte el proceso.


Por: Daniela Coronado

Editora en Jefe de Revista Femenina

Correo: editora@sholbenmedia.com

proyectos

Comparte la nota en tus redes sociales

Nota escrita por:

Danos tu opinión

Deja el primer comentario

Patrocinadores

Categorías

Fisioterapia, Estetica, Rehabilitacion

Patrocinadores