+Que Mamá

Embarazada a los 20

Hace unas semanas fuimos con mi hija de 14 años al oftalmólogo, el doctor muy amable me dice: “¿Tú eres la hermana?” y yo con esa sonrisa de oreja a oreja le dije: “no, soy la mamá”.  ¡Imaginen como me hizo el día! Esto me pasa muy seguido,  con sus compañeros de colegio y maestros también, una vez una maestra me dice, “¿no pudo venir la mamá?” Le aclaré, que yo soy la mamá, y así en otras ocasiones.

Este mes tan maravilloso en donde nos honran a todas las mamás quiero platicar un poco del ser mamá a edad joven. Cuando quedas embarazada solo piensas, ¿Qué voy a hacer? Yo tenia 20 años estaba a mitad de mi carrera universitaria, mi esposo estaba estudiando conmigo (en ese entonces mi novio). No trabajábamos, éramos fiesteros, viajábamos mucho como mochileros,  como dice mi mamá ustedes son espíritus libres, yo ahorraba lo de mis pasajes para poder viajar, teníamos una vida sin responsabilidades, solo estudiar. 

Fueron mis años mozos, alegres, divertidos, conocí Guatemala y viví experiencias lindas. Cuando me enteré de mi embarazo solo pensé: bueno, se acabo, seré mamá y es hora de ser responsable, siempre fui estudiosa iba muy bien en la universidad, pero sabía que un bebé cambiaría mi vida, seguí estudiando, nunca dejé los estudios.

Nos casamos y él buscó trabajo, yo tenía la bendición de quedarme en casa y cuidar a nuestra bebé,  ya que a él le iba bien en su trabajo, recuerdo que la gente se asombraba de vernos tan tranquilos y cuidando de nuestro pequeño hogar. Claro que no todo fue color rosa y luego vinieron otros temas, pero ese es cuento para otro día…

Ser mamá joven implica un trabajo más arduo, no hay una solvencia económica, no hay suficiente madurez, pero hay otras cosas, de las que nadie habla, porque obviamente la sociedad castiga a una chica por salir embarazada.

Ahora a mis 36 años de edad veo todo desde otra perspectiva, por eso hoy sentí la necesidad de platicar de esto,  por si ya lo pasaste o lo estás pasando.

Que estés a una edad más temprana no significa que vas a ser un desastre, pero es lo que la gente te hace creer con comentarios, como  “ya arruinaste tu vida”. Me pregunto de verdad somos tan crueles que hablamos de esa manera, eso no te condena a que ya no podrás hacer nada, al contrario te debe de dar más fuerza, ganas de comerte al mundo, porque ya no eres solo tú,  tienes una personita que depende de ti. En mi caso, siempre he luchado porque mi hija tenga mejores oportunidades que yo, he trabajado arduamente por ir creando, juntas, un futuro para ella.

Hoy, si estás pasando por esta situación te quiero decir que tú eres la dueña de tu vida, de tu futuro y tu destino, que nada debe detenerte y que los comentarios que puedan doler o hacerte sentir mal solo deben de darte mas fuerza para salir adelante.

Nunca dejes de estudiar o trabajar, al contrario, impúlsate a hacer cosas productivas, tienes una vida por adelante que está esperando tu ingenio. Tu hijo(a) merece esa mamá llena de empuje.  ¡Claro que tendrás retos!, como todas las mamás, que habrán días que no vas a poder más, te vas a cansar y a desvelar, pero también tendrás esas manitas abrazando tus dedos, esos ojitos viéndote con amor, esas primeras palabras diciendo MAMÁ; tendrás el amor más puro e incondicional, un amor inocente  y créeme que todo valdrá la pena.

Les deseo un feliz día lleno de amor, caricias puras y consentimiento, Feliz día de las madres.

Elsa Gándara/ Diseñadora Grafica con certificado en comercio digital

CEO de Little Apple Tejidos

Whatsapp  (502) 55359351

FB /littleappletejidos

Instagram @littleappletejidos

Elsa Gándara

Diseñadora Gráfica con certificación en comercio digital. Fundadora de Little Apple Tejidos.

Publicaciones relacionadas

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Botón volver arriba