Vida Sexual

¿Sabes cómo afecta el cáncer en la vida sexual?

Por Karin García

Todas hemos tenido a algún familiar, amiga, conocida o compañera o posiblemente tu misma que se somete a intervención o tratamiento para el cáncer.

En todos los casos nos preocupamos, y buscamos resolver las diferentes áreas que nos rodean que probablemente puedan salir afectadas por ejemplo la principal sería la familia, la pareja, le puede preceder la parte laboral, social, religiosa. 

Pero en alguna ocasión te has detenido a preguntar acerca de la vida sexual durante el proceso del cáncer o es que simplemente se deja de tener sexo, por ejemplo ¿se puede tener sexo? ¿Con qué frecuencia? o en el peor de los casos te has preguntado si ¿el área sexual sale o no afectada durante el proceso del cáncer?

El sexo, la sexualidad y la intimidad son tan importantes para las personas con cáncer como lo son para las personas que no tienen cáncer. De hecho, se ha demostrado que la sexualidad y la intimidad ayudan a las personas que enfrentan el cáncer al ayudarlas a sobrellevar los sentimientos de angustia y a pasar por el tratamiento. No obstante, la realidad es que los órganos sexuales, el deseo sexual (impulso sexual o libido), la función sexual, el bienestar y la imagen corporal de una persona pueden verse afectados por el cáncer y su tratamiento. También pueden afectar la forma en que una persona muestra su sexualidad. 

Para poderte dar una de las mejores notas hemos investigado un poco con algunas de las parejas que se han tratado el cáncer de mama, y cómo han podido resolver la parte de sexualidad en pareja; y como también esta nota va dirigida a mujeres adultas que desean aprender más sobre cómo el cáncer y su tratamiento pueden afectar a su vida sexual.

El primer paso: una buena comunicación

Es importante saber que tú puedes obtener respuestas a tus preguntas y ayuda si afrontas problemas sexuales. El primer paso es hablar sobre el tema de la sexualidad (sin pena ni tabúes, sin culpas ni miedos), con tu doctor o tu pareja y un integrante de tu equipo de atención contra el cáncer. 

No hay que dar por sentado que tu médico o enfermera te preguntará sobre estas o cualquier otra preocupación que tengas sobre la sexualidad. Muchos estudios han encontrado que los médicos, las enfermeras y otros miembros de un equipo de atención médica no siempre preguntan sobre sexualidad, orientación sexual e identidad de género durante las revisiones médicas y las visitas de tratamiento, ese tema pasa desapercibido, pero tú eres la interesada así que puedes preguntar. 

Preguntas que puedes formular:

Probablemente ya tengas determinadas preguntas y dudas en tu mente. 

A continuación, se sugieren algunas preguntas que tal vez desees hacerle a tu médico o enfermera y que puedes utilizar para iniciar conversaciones con tu equipo de atención médica sobre tener relaciones sexuales durante y después del tratamiento:

  • ¿Cómo podría afectar el tratamiento mi vida sexual?
  • ¿Es seguro tener sexo ahora? Si no es así, ¿cuándo estará bien tener sexo?
  • ¿Hay algún tipo de sexo que debo evitar?
  • ¿Necesito usar métodos anticonceptivos o protección durante el tratamiento?  ¿Y después?  ¿Por cuánto tiempo?
  • ¿Se pueden transmitir mis medicamentos o tratamientos a mi pareja por medio de mis fluidos corporales?
  • ¿Qué medidas de seguridad necesito tomar y por cuánto tiempo? ¿Qué anticonceptivo debo usar? ¿Por cuánto tiempo?
  • Y todas las dudas que a partir de estas pueden surgir.

El segundo paso: entender cómo funciona tu cuerpo

Es fundamental que conozcas los órganos sexuales femeninos.

Los genitales y órganos para el embarazo de una mujer se encuentran en la pelvis (la parte inferior del vientre). A continuación, se explican algunos órganos que se encuentran en la pelvis, incluyendo los órganos sexuales y otros órganos cercanos. El cáncer de cualquiera de estos órganos o el tratamiento del cáncer en esta área puede afectar su vida sexual:

  • Útero
  • Trompas de Falopio
  • Ovarios
  • Cuello uterino
  • Vagina
  • Vulva
  • Vejiga
  • Recto

Vista lateral de la pelvis de la mujer

Muchas mujeres nunca han explorado sus genitales, y tal vez no saben con certeza la localización de cada parte.

Si te sientes cómoda haciéndolo, tómate unos minutos con un espejo de mano para examinarte.

La parte exterior se llama la vulva.

Encontrarás los labios externos (labios mayores) y los labios interiores (labios menores) que actúan como almohadas para proteger las partes sensibles en el centro.  Muchas mujeres encuentran placer al tocar suavemente los labios interiores.

Luego localiza el clítoris, una pequeña protuberancia cubierta por un pequeño capuchón de piel. Se encuentra localizado en el centro, sobre la abertura de la vagina. El clítoris es la parte del cuerpo de la mujer más sensible al placer mediante caricias.

Justo debajo de él hay una diminuta hendidura por donde sale la orina. Esta es la abertura de un conducto corto (la uretra) que drena la vejiga (bolsa para almacenar la orina).

Debajo de la abertura de la vagina está el ano, de donde salen las heces fecales. El ano se encuentra al final del sistema que digiere los alimentos. Algunas mujeres disfrutan que les toquen alrededor e incluso dentro del ano. 

Si tú o un compañero colocan un dedo o un juguete sexual en el ano, no lo uses para acariciar la vagina luego, parte de la higiene es vital para una salud sexual sana y podría causar una infección con bacterias que son saludables en el ano, pero no en la vagina.

Vista frontal de la vulva de la mujer

También puedes tocar cada área ligeramente para descubrir dónde es más sensible.

Con base a esta exploración puedes ir registrando y vale la pena realizarte las siguientes preguntas:

¿El tratamiento contra el cáncer ha cambiado de alguna forma el aspecto de tus órganos genitales externos? Si es así, tomate un tiempo para acostumbrarte a los cambios. 

Comprueba si hay zonas que están adoloridas o más sensibles. Comparte lo que has aprendido sobre ti misma con tu pareja. Colaboren juntos para que tengan relaciones sexuales que satisfagan a ambos.

Quédate atenta para la segunda parte de este artículo en el que estaremos abordando los temas de “Los ciclos naturales del cuerpo maduro de una mujer”, como también la tercera recomendación para poder abordar el tema de sexualidad con tu pareja y acerca del orgasmo femenino.

También te abrimos la cordial invitación a que puedas tomar el taller de “Mundo femenino” con la expositora de “Cienciaypasion” Karin García experta en sexualidad humana, para ampliar tus conocimientos acerca de ti misma y el mundo que nos rodea a las mujeres. 

Se llevará a cabo el 29 de octubre por celebración del mes de la prevención del cáncer de mama. 

Costo por participación Q50, por persona previo al evento y Q75, el día del evento. 

Regístrate en https://docs.google.com/forms/d/1vgZXvlrZE-dGzVjSo8CAWaGjH5r88tbiRZqSp7OVMNE/edit

Mientras tanto te invito a que nos sigas en nuestras redes. 

--

@cienciaypasion 

Teléfono: 4573-8279

Dirección: 32 avenida “A”, 29-00 ap. “A”, zona 5. Colonia Santa Ana.

Redes sociales: 

IG: @cienciaypasion 

@cienciaypasion.shop

@cienciaypasion_edu

Facebook: cienciaypasion

Página web: www.cienciaypasion.com

Dirección de correo: hello@cienciaypasion.com

Karin García

Maestra de Preprimaria por el Colegio el Sagrado Corazón Educadora especial por USAC Psicóloga Clínica y Educativa por USAC Estudios superiores en sexualidad humana por Universidad de Carabobo, Venezuela, por medio de Fundacelac. Maestría en Neurociencias por CUNZAC.

Publicaciones relacionadas

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Botón volver arriba