Categorías

Señales de que no tienes buenos límites personales y cómo arreglarlo

Por: Daniela Coronado

Los límites personales se pueden entender como los “sí” y “no” que damos a otros o nosotros mismos. Por ejemplo: un límite personal es pasar 5 minutos al día meditando como rutina matutina o no atender llamadas después de las 7:00 PM.

Aunque suenan sencillos, muchas personas no tienen buenos límites personales. Pues existen miles de familias donde se enseña a los hijos a ser obedientes y decir “sí” a todo. Es un error común pensar que somos “mala onda” si decimos que no cuando alguien pide un favor, si no vamos a una fiesta porque no tenemos ganas o si le decimos a nuestros amigos cuando algo nos molesta.

¿Por qué son importantes los límites personales?

Los límites personales son de gran importancia porque estos definen cómo nos tratamos y cómo queremos que nos traten. No son egoístas ni son para “ser mala onda”, son para velar por nuestro bienestar y nuestras necesidades.

Otra idea falsa que se tiene sobre los límites personales es pensar que con estos vamos a demandar que se nos trate como lo merecemos. En realidad, los límites personales no son para otras personas, ni les piden a otros que cambien para satisfacer nuestras necesidades. Estos son para que nosotros sepamos cómo vamos a respetar nuestras necesidades y comunicar a otros que las respeten.

En ningún momento podemos controlar que los demás cumplan con lo que queremos, sino más bien, sirven para entender que, si una situación o una persona no se adapta a nuestras necesidades, es válido comunicarlo y tomar acción. Recordemos que nosotros somos quienes decidimos qué aceptamos y que no.

Señales de malos límites personales

  • Te cuesta expresar que algo te molesta o te hace sentir incómodo
  • Asumes responsabilidades que no son tuyas, aunque no te gustan ni te dan ganas de hacerlo, por querer quedar bien con otros
  • Aceptas situaciones que luego te arrepientes de haber aceptado y te recriminas por ello
  • Sientes agotamiento constante por la cantidad de responsabilidades que asumes (a veces incluso sientes resentimiento por esto)
  • Prefieres que otros expresen límites por ti
  • Sientes que las personas se aprovechan de ti
  • Evitas acercarte a algunas personas para que no te carguen con sus problemas
  • Sientes que no haces lo que te gusta hacer, sino lo que la gente quiere o espera de ti
  • Buscas estar siempre de acuerdo con otros

Cómo identificar cuáles son tus límites personales

Para identificar cuáles son tus límites, sirve pensar en momentos donde hayas sentido alguna de las señales que se enlistaron anteriormente o alguna situación/persona actual que te haga sentir de esa manera.

  1. Identifica tus emociones
    1. Yo sentí/siento X cuando pasó X.
    1. Yo sentí enojo cuando Juan me tocó la pierna.
    1. Yo sentí ansiedad cuando fui a la fiesta.
  2. Identifica el porqué de la emoción
    1. Esta emoción me dice que X
    1. Esta emoción me dice que no me gusta que mis amigos me toquen la pierna sin mi consentimiento porque no me parece apropiado.
    1. Esta emoción me dice que no quería ir a la fiesta.
  3. Identifica qué necesitabas
    1. Yo necesitaba X
    1. Yo necesitaba que me preguntara si me sentía cómoda con tocar mi pierna antes de hacerlo.
    1. Yo necesitaba quedarme en casa y procesar mis emociones en vez de ir.
  4. Expresa tu límite o negocia tu límite

Recuerda que los límites no son solo hacia otra persona, también pueden ser para nosotros mismos.

Pasos para expresar nuestros límites personales

  1. Valida las intenciones de la otra persona
    1. Entiendo que no querías hacerme sentir mal y estábamos pasándola bien cuando salimos el otro día.
  2. Expresa tu límite
    1. Pero no me gusta que toquen mis piernas o cualquier parte de mi cuerpo sin mi consentimiento.
  3. Explica por qué
    1. Porque me hace sentir incómoda y no me agrada sentirme así con amigos.
  4. Agradece y pide que se respete
    1. Gracias por entenderme y voy a apreciar mucho que respetes eso.

Consejos para establecer límites personales sanos

  • Identifica con qué personas te cuesta poner límites
  • Reflexiona sobre cómo te sientes cuando quieres decir “no”, pero dices “sí”
  • Analiza los costos que esto trae a tu vida
  • Pon límites de tiempo a otros a la hora de respetar tus límites (es decir, si un límite personal es no tomar entre semana, tus amigos te invitan a tomar y te presionan para que lo hagas, puedes comunicar tu límite y esperar a ver si lo cumplen, de no ser así, te das permiso de pasar tiempo con otras personas que respetan tus límites)
  • No des mucha explicación con tus límites personales, no es una oración completa

Ya leíste: Cosas sanas en una relación


Por: Daniela Coronado

Editora en Jefe de Revista Femenina

Correo: editora@sholbenmedia.com

proyectos

Comparte la nota en tus redes sociales

Nota escrita por:

Danos tu opinión

Deja el primer comentario

Patrocinadores

Categorías

Fisioterapia, Estetica, Rehabilitacion

Patrocinadores