Categorías

¿Te molesta mucho si soy feliz?

Elbia O. Escobar Sosa

Es interesante que cuando las personas se enteran de que te estas divorciando,

inmediatamente se muestran solidarias y de forma automática una gran mayoría aseguran

que estas destruido, devastado y atravesando por una depresión colosal.

Pero cuando dices que estas bien, te sientes bien y te ven bien, el estigma social no se

hace esperar. No está bien visto que, si atraviesas un divorcio estes de buen ánimo, que

salgas a distraerte con amigos o familiares y mucho menos que sonrías. El luto debería ser

tu mantra y la vida social está totalmente prohibida, y si tienes hijos es peor aún.

Durante el proceso de divorcio se atraviesan varias etapas, y unos las atravesamos más

fácilmente que otros, y esto no significa que no afecte, solamente es la diferencia entre un

ser humano y otro que hace a estas etapas ser vividas de distinta forma y en distintos

tiempos. En mi caso particular he visto como mi vida social se recupera, mi trabajo

afortunadamente continúa y prospera, los amigos cercanos y la familia se hacen más

presentes, y disfruto a mi edad una libertad y plenitud que comparto con mis hijas. Y con

mucho pesar, he visto y sentido como algunos se ofenden y les molesta, pero, en

definitiva, yo ¡soy muy feliz!

Y de allí la pregunta… ¿Te molesta mucho si soy feliz?

¿Por qué si algo no sale bien o como esperas debes quedarte sentado, amargado, triste y

desesperado? ¿Por qué es tan difícil aceptar la felicidad de los demás, o debemos

sentirnos culpables o mal por no estar deprimidos? O simplemente, ¿por qué a pesar de

las circunstancias externas no podemos gozar de paz interior, libertad, amor propio y

disfrutar lo que tenemos con las personas que nos quieren y acompañan? Por supuesto

no vamos a poder organizar una boda, salvo los que a eso se dediquen, porque no creo

que alguien esté listo para celebrarle el amor a alguien más, pero les aseguro que si

podemos disfrutar la fiesta…

Así que seas hombre o mujer, si estas divorciado o te estas divorciando y te sientes feliz,

no te preocupes que no estas mal, no te sientas culpable y por sobre todo no intentes

complacer a otros sacrificando tu bienestar emocional y personal, sobre todo si tienes

hijos. Es necesario aprender a ser feliz en nuestras circunstancias, aceptar el reto de que

la vida cambia y mantener la voluntad de continuar nuestra vida y hacerla plena y

satisfactoria para nosotros y para las personas que nos quieren…

Elbia O. Escobar Sosa

proyectos

Comparte la nota en tus redes sociales

Nota escrita por:

Danos tu opinión

Deja el primer comentario

Patrocinadores

Categorías

Fisioterapia, Estetica, Rehabilitacion

Patrocinadores