Coordinador de Asesoría y AuditoríaEducación Femenina

Usando nuestra voz como mujeres: ¿Para qué discutir...?

Por: Elbia O. Escobar Sosa

Hace poco, escuché una conversación que me hizo recordar a mi expareja. Con esas expresiones tan familiares, que levanté la cara para ver de dónde venía el relato tan explícito. Me encontré de frente con la expresión de desagrado de una mujer, y su sensación de total desaprobación y pena. Con la única diferencia de que ella solo escuchaba y asentía, como si no pudiera hacer nada más para contradecir o corregir a su interlocutor, porque, ¿para qué discutir?

Y es que, aquel hombre y su conversación giraban en torno a la vida íntima de las vecinas del condominio. Con quién, cómo y dónde habían estado la semana o el mes anterior, con la fuente de información indudable y confiable: sus amigos de tragos. Sí. Hablaba con tanta certeza, que me hizo recordar a esa discusión con mi ex, cuando le pregunte: ¿cómo le hacían él y sus camaradas para turnarse bajo la cama o el asiento trasero de todos esos vehículos, y asegurarse de que sus amigos fueran tan cumplidores? Obviamente, eso no termino bien…

Si resulta realmente ofensivo escuchar a un hombre expresarse de esa forma, es aún peor ver o escuchar a una mujer que lo normaliza y participa. No debe ser normal que, a ti, tu pareja, tus amigos o parientes, sean hombres o mujeres, te comenten con quién, cómo, cuándo y dónde las mujeres que conocen tienen o no intimidad. Y no está bien que ese tipo de comentarios pasen desapercibidos. Todos tenemos hermanas, tías, madres, abuelas, hijas, primas, en quien pensar cuando escuchamos ese tipo de cosas, que no son agradables. ¿Por qué nos deben interesar y qué nos da el derecho de opinar en la vida privada de otra persona?

Si no conoces sobre la sororidad, haz clic aquí para aprender más del tema.

Entonces… ¿para qué discutir?

Cuando pones tu atención o participas de hablar mal de otro, no es el otro el afectado, eres tú. Lo que dices de otros refleja mucho más de ti, de tu forma de pensar y compromete tus valores. Si fuera bueno o edificante, no lo dirías a espaldas de esa persona.

No se trata de discutir por cualquier cosa, pero sí, de expresar abiertamente cuando algo que nos dicen no está bien, o no nos consta. Siempre hay algo más interesante de lo que conversar. Mientras sea de forma respetuosa y que produzca apertura al diálogo, discutir y expresar tu opinión vale la pena.

Dialogar una idea equivocada puede aportar mucho a la vida de alguien que te importa. Lo que pasa a tu alrededor debe importarte y ESA es una buena razón para discutir. No se trata de convencer al otro, solo de usar tu libertad y encausar el pensamiento hacia algo que te haga sentir bien con quién eres, lo que crees y lo que piensas.

Ya leíste: Hablemos de feminismo


Por: Elbia O. Escobar Sosa

Contador E&S Consultores

Facebook: https://www.facebook.com/eoesosa

Instagram: https://www.instagram.com/eysconsultores.gt/

Twitter: @ESConsultores

Correo: elbiaesosa@yahoo.com / eysconsultores.gt@gmail.com

Teléfono: 41888023

Sitio Web: www.eysconsultores.yolasite.com

Spotify: https://open.spotify.com/show/3p21aGo7e2EAdwyPC5jtPC?si=72d3200056094c63

Elbia O. Escobar Sosa

Inicié con E&S Consultores hace mas de 20 años. He tenido la gran oportunidad de trabajar con distintas empresas y empresarios en el área contable, lo que me permitió ser una mujer independiente y una madre presente. Todos los días trato de incidir positivamente en la vida de las personas que tengo el gusto de conocer y poner mi experiencia y capacidad al servicio de los demás.

Publicaciones relacionadas

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Botón volver arriba