Categorías

Aceptación radical: qué es y 12 formas de practicarla

Por: Daniela Coronado

Estoy más que consciente que la vida está llena de buenos y malos momentos, y estoy segura que tú también. Afrontar los obstáculos con frecuencia termina afectando nuestra salud física, emocional y psicológica; en ocasiones, de manera permanente. ¿Cuántas veces no has enfermado después de tener un problema emocional? Y nadie puede negar que las enfermedades siempre terminan afectando nuestros pensamientos.

¿Qué es la aceptación radical?

La aceptación radical puede ser entendida como una filosofía o forma de regulación emocional donde se busca aceptar la realidad por lo que es, sin luchar ni resistirse a nada que no podamos cambiar. Esto incluye todas aquellas emociones incómodas, situaciones negativas y todo aquello que no resulta como queremos.

YA LEÍSTE: Transformar mis emociones

Pero, ojo, la aceptación radical no significa darnos por vencidos en la posibilidad de cambiar nuestra vida. De hecho, es lo opuesto, porque nos permite tomar el primer paso para transformar nuestra realidad. ¿Por qué? Pues, como hablaba al inicio, la vida tiene momentos malos que no dependen de nosotros. Enfermedad en la familia, accidentes trágicos, divorcios desastrosos y situaciones que juegan con nuestras emociones son solo algunos de los ejemplos de lo que nos toca vivir. Resistirse a aquello fuera de nuestro control, solo produce más sufrimiento.

La aceptación radical nos ayuda a aceptar todo lo que no podemos cambiar para minimizar el sufrimiento que agrega la resistencia que a veces tenemos.

12 formas de practicar la aceptación radical

  1. Dejar ir las críticas y prejuicios para practicar percibir las cosas desde un punto de vista objetivo.
  2. Poner atención a los momentos en los que estamos resistiéndonos a la realidad cuando sentimos resentimientos crónicos y repudio.
  3. Practicar relajar el cuerpo y dejar ir las tensiones de nuestros músculos a través de ejercicios de respiración.
  4. Considerar todas las decisiones y eventos que nos han llevado a nuestra realidad actual y reconocer el papel que tuvimos en esto.
  5. Cuando nos sintamos tentados por comportamientos destructivos o no saludables, aceptar que nos sentimos así, sin actuar sobre ello.
  6. Saber que tomar las decisiones apropiadas tiene todo que ver con nuestros límites personales y nuestra actitud, y no la de los otros.
  7. Aprender a observar en vez de juzgar, notando patrones comunes donde tendemos a juzgar.
  8. Encontrar la disposición de tomar la decisión más efectiva en cualquier situación, en vez de resistir al cambio.
  9. Pensar en todas las formas en las que actuarías si no resistieras el cambio, y luego hazlo.
  10. Examina todas las expectativas que tienes y decide si son razonables.
  11. Entiende que la aceptación es una decisión que tiene que ser tomada una y otra vez.
  12. Haz una lista de todas las afirmaciones que te pueden ayudar a aceptar tu presente.

Como mencioné anteriormente, la aceptación radical no se trata de no hacer nada, ni mucho menos de victimizarnos por todo lo malo que pasa en la vida. Se trata de tomar responsabilidad por aquello que podemos cambiar y dejar ir lo que no se puede cambiar. Aunque nos parezca cruel, siempre vamos a ser parte de situaciones que quisiéramos cambiar, pero no podemos. Aceptarlo es el primer paso para ser los dueños de nuestra realidad.

Descubre aquí: Buscando sanidad emocional después de una agresión sexual


Por: Daniela Coronado

Editora en Jefe de Revista Femenina

Correo: editora@sholbenmedia.com

proyectos

Comparte la nota en tus redes sociales

Nota escrita por:

Danos tu opinión

Deja el primer comentario

Patrocinadores

Categorías

Fisioterapia, Estetica, Rehabilitacion

Patrocinadores