Categorías

Aún estamos a tiempo de conservar la riqueza de nuestros bosques

De acuerdo con el sitio web Guate Ambiente, el país cuenta con una cobertura forestal mega diversa, con cuatro categorías de bosque: latifoliado (bosque en el que predominan los árboles de hoja ancha), el bosque de coníferas (pinos, pinabetes o ciprés), el bosque mixto y el de mangle.

Sin embargo, al ritmo de deforestación que se tiene, el nombre quedará, pero los árboles no, pues están desapareciendo rápidamente. Se estima que en los últimos 25 años el país perdió alrededor de un 25% de sus bosques y una infinidad de seres vivos que dependían y vivían en ellos.

Este dato es reforzado por swissinfo.ch, mencionando que Guatemala perdió en los últimos 20 años un 22,3 % de sus bosques y pasó de ser una nación forestal a un país deforestado según expertos, quienes advierten además sobre los riesgos para el futuro.

Guate Ambiente expone en su publicación “Estado Actual de los Bosques en Guatemala” que la mayor parte de la deforestación se encuentra en Petén, Alta Verapaz e Izabal. La deforestación se debe a la expansión de la frontera humana. La frontera ha cambiado el uso del suelo de ser el segundo pulmón de América, a un aprovechamiento agroindustrial principalmente.

La deforestación se debe a la expansión de la frontera humana. La frontera ha cambiado el uso del suelo de ser el segundo pulmón de América, ha un aprovechamiento agroindustrial principalmente.

La deforestación se debe a la expansión de la frontera humana. La frontera ha cambiado el uso del suelo de ser el segundo pulmón de América, ha un aprovechamiento agroindustrial principalmente.

A decir del Instituto Nacional de Bosques (INAB) en Guatemala, los bosques actualmente conforman el 34.19 % de la cobertura del país y se encuentran altamente amenazados por la deforestación y degradación, ocasionados principalmente por el cambio de uso de suelo, la ganadería extensiva, la demanda de leña como fuente energética y la extracción ilegal de madera.

Asimismo, el INAB explica que los bosques cumplen importantes funciones: aseguran la provisión de bienes (agua, oxígeno, alimento, medicina, leña y madera) y servicios que generan medios de vida y fuente de trabajo para la población guatemalteca.

También conservan la biodiversidad, constituyen herramientas importantes para enfrentar el cambio climático y mantienen importantes procesos ecológicos, entre ellos es de especial interés, el secuestro de carbono.

En el boletín del INAB “los bosques y su importancia en la adaptación y mitigación del cambio climático” se afirma que, como parte de su ciclo biológico, los bosques tienen la capacidad de absorber dióxido de carbono (CO2) de la atmósfera e incorporarlo a su estructura como biomasa. Considerando que el CO2 es el principal gas de efecto invernadero, los bosques actúan como un enorme sumidero de carbono, contribuyendo a la mitigación del cambio climático.

Agrega que estos ecosistemas también han sido identificados como la principal herramienta para la adaptación, a través de la regulación hidrológica, regulación de la erosión, protección de cuencas y control de inundaciones.

Por ello, los siguientes 20 años serán cruciales para los bosques guatemaltecos. Si bien el mundo en general vive un proceso de degradación ambiental producto del cambio climático, las decisiones políticas también han orillado al país a una agonía forestal en la que aún cabe una tenue esperanza de rescate, explica Emiliano Castro, autor del artículo Guatemala perdió en los últimos 20 años casi una cuarta parte de sus bosques.

Por Editora Revista Femenina

proyectos

Comparte la nota en tus redes sociales

Nota escrita por:

Danos tu opinión

Deja el primer comentario

Patrocinadores

Categorías

Fisioterapia, Estetica, Rehabilitacion

Patrocinadores