Categorías

Autodisciplina, clave para marcar la diferencia

Todo el mundo parecer estar de acuerdo en que la disciplina es una habilidad que se debe honrar y trabajar para tener éxito en aquello que se proponga. Sin disciplina, no hay resultados. Sin embargo, aunque la disciplina es necesaria, a menudo para marcar la diferencia, vas a necesitar echar mano de la autodisciplina, según Diana Rebollar.

1. Disciplina vs autodisciplina:

De acuerdo con Rebollar, a simple vista, puede que esta distinción te parezca irrelevante. ¿Qué más da tener disciplina que autodisciplina? Te puedes preguntar, y ya te aseguro que la diferencia entre ambas es clave.

Tener disciplina implica:

  • Llegar a tu trabajo dentro del horario acordado.
  • Llegar puntual a la cita con un cliente.
  • No dejar tirado a tu ligue.
  • Sacar a pasear a tu perro.

Todas estas actividades, indican que es una persona disciplinada. Lo que no implica que sea auto disciplinado. Para demostrar que la persona tiene autodisciplina debe llevar a cabo acciones como:

  • Levantarse a las 7 horas durante 30 días para meditar 20 minutos a primera hora.
  • Dedicar una hora todos los días a crear ese nuevo producto/servicio.
  • Salir a correr a las 19 horas todos los días durante 30 días.
  • Escribir todas las semanas en el blog.

La disciplina es la parte fácil, la autodisciplina es el plus necesario para marcar la diferencia.

2. Autodisciplina para marcar la diferencia

Presta atención a la siguiente frase: “Siquieres marcar la diferencia, vas a tener que hacer eso que sabes que tienes que hacer y que es bueno para ti, pero que si no lo haces, absolutamente, nadie te lo va a echar en cara”.

Así de simple:

  • Si no vas al gimnasio 3 días a la semana tal y como te propusiste el 1 de enero, nadie te lo va a echar en cara.
  • Si no haces esas 3 visitas comerciales a la semana que te propusiste, nadie te lo va a echar en casa.
  • Si no dedicas 1 hora cada día a mejorar en aquello en que quieres ser bueno, nadie te lo va a echar en cara.
  • Si no te pones a escribir esa novela que tienes en la cabeza, nadie te lo va a echar en cara.
  • Si no pones en marcha ese proyecto al que no dejas de dar vuelvas, nadie te lo va a echar en cara.

Autodisciplina es hacer lo que tienes que hacer cuando tienes que hacerlo.

Se trata de entender e interiorizar que el compromiso es contigo mismo, con nadie más. Tú eres quien decide a qué dedicar tu tiempo y qué resultados deseas conseguir. Nadie puede hacerlo por ti. Hacer, o no hacer es tu decisión personal.

Sin control externo, sin nadie a quien rendir cuentas.

Por Editora Revista Femenina

proyectos

Comparte la nota en tus redes sociales

Nota escrita por:

Danos tu opinión

Deja el primer comentario

Patrocinadores

Categorías

Fisioterapia, Estetica, Rehabilitacion

Patrocinadores