Categorías

Banderas rojas que te hacen la tóxica en tu relación

Por: Elsy Gándara

“Es que me terminó porque le hablaba a una amiga, pero ni siquiera hicimos nada. Era re tóxica.”

La nueva palabra que se está utilizando como arma contra las mujeres que saben comunicar sus necesidades y límites dentro de una relación es: tóxica. Cuando estamos rodeadas de personas que no conocen sus necesidades en las relaciones, es fácil que se nos tache de “locas”. Pues la comunicación sana y directa, se interpreta como una amenaza para aquellos que no han trabajado en esto. Sin embargo, hay una pequeña línea entre comunicarnos de manera directa y sobrepasar los límites de la otra persona.

Lo mejor para toda pareja es hablarlo. Si no estás segura de qué es sano y que no con tu pareja, es hora de tener esa conversación. Porque lo que a algunas nos parece correcto a otras no, y quién más que las personas en la relación para definirlo. No obstante, últimamente, se escucha con frecuencia que hacer preguntas como: “¿Dónde estás? ¿Con quién estás? o ¿A qué hora vas a llegar?”, es porque eres tóxica.

¿Cómo saber si es una bandera roja o estás siendo coherente en tu relación?

En una sociedad donde las mujeres tenemos más posibilidades de empoderamiento e independencia, expresar lo que sentimos y queremos es un derecho reconocido. Pero, por supuesto, siguen existiendo hombres que prefieren a la mujer sumisa que tiene miedo a pedir lo que quiere. En pleno siglo XXI, esto ya no se puede permitir, pero sí debemos tener cuidado con nuestras propias banderas rojas. Nadie quiere ser la tóxica. Así que amiga, si te identificas con alguno de los siguientes puntos, quizás estás cruzando los límites.

Banderas rojas hacia la toxicidad:

1. Tienes un gran complejo de superioridad. Las personas desdeñosas destruyen sus relaciones porque consideran a su pareja como alguien inferior. Poner los ojos en blanco, torcer los labios o usar un tono sarcástico con tu pareja son señales inequívocas de desprecio.

2. Eres insegura. Las personas inseguras tienden a sabotear una relación saludable al analizar exageradamente cada beso y cada palabra, o al temer de forma irracional que su pareja las abandone.

 3. Siempre amenazas con terminar. A nadie le gusta desperdiciar su tiempo y energía discutiendo, pero tampoco puedes amenazar con terminar la relación cada vez que las cosas se compliquen. Amenazar con tomar un descanso o romper no solucionará nada. “Las personas usan las amenazas para controlar a su pareja.”

4. Eres impulsiva. Las personas a las que es muy fácil lograr que su sangre arda, un error y de repente dicen cosas que realmente no piensan ni sienten, no son capaces de mantener relaciones sanas. Cuando se es impulsivo, “Tienes estos ciclos de furia, remordimiento, vergüenza y furia”, y luego sientes la culpa.

5. Nunca solucionas los problemas. Aquellos que en vez de intentar resolver los problemas cuando apenas comienzan, se quedan en silencio y dejan que el problema crezca y explote después. Lo cual provoca que su pareja sienta resentimiento y asocie recuerdos negativos con su pareja.

6. Solo piensas en ti mismo. Los narcisistas son exageradamente egoístas y no sienten culpa cuando lastiman a alguien más, lo que dificulta convivir con ellos. “Estás consciente solo de lo que te hace tu pareja y no de lo que tú le haces”. El primer paso para cambiar cualquier conducta es reconocer que existe un problema y buscar cómo resolverlo.

7. Tienes miedo al abandono. Las personas que no pueden estar solas tienen mucha dificultad para lograr relaciones sanas y duraderas.  Pues aquellos con miedo al abandono no son capaces de autosatisfacer sus necesidades emocionales y demandan que su pareja lo haga. Esto crea relaciones codependientes, falta de límites y resentimiento de ambas vías.

Ahora sabemos con claridad qué es ser tóxica o tener una relación toxica. Siempre recuerda que esto no depende solo de ti, puede ser a al contrario  y que tu pareja sea el tóxico. Lo importante es identificar los comportamientos que pueden estar arruinando tu relación para trabajarlos y mejorar.

Así que, sí, se vale preguntar a tu pareja en dónde está, pero pregúntate a ti misma de manera honesta antes, por qué quieres preguntarle. También se vale pedir que dejen de llamarte TÓXICA.

Si quieres leer más sobre banderas rojas en tu relación o no estás segura si eres la tóxica, checa nuestra nota: ¿Eres la tóxica?


Por: Elsy Gándara

Diseñadora Gráfica con certificación en herramientas digitales para comercialización

Fundadora de Little Apple Tejidos

Facebook: www.facebook.com/littleappletejidos

Instagram: https://www.instagram.com/littleappletejidos/

Sitio web: https://in.gt/vendors/littleapple/

Tik Tok: @littleappletejidos

Correo: elsygandara@littleapplegt.com

WhatsApp: 5535-9351

proyectos

Comparte la nota en tus redes sociales

Nota escrita por:

Danos tu opinión

Deja el primer comentario

Patrocinadores

Categorías

Fisioterapia, Estetica, Rehabilitacion

Patrocinadores