Categorías

Consejos para abrir el apetito en los niños

Ya van varias ocasiones en que en restaurantes y lugares públicos he observado que los padres hacen malabares para que sus hijos coman y se alimenten adecuadamente, convirtiéndose la escena en un drama en que los pequeños se niegan rotundamente a colaborar.

Ante esta situación te presentamos los siguientes consejos de acuerdo a lo expuesto por la nutricionista Tatiana Zanin:

Definir las comidas del día con el niño: Una forma de ayudar al niño a comer mejor y a abrir su apetito es planificar juntos las comidas del día. Además, se puede involucrarlo la preparación de las comidas.

2. Llevar al niño al supermercado:  es otra estrategia que ayuda a aumentar el apetito, siendo interesante pedirle que empuje el carrito de compras o que tome algunos alimentos, como fruta o pan, por ejemplo.

Después de hacer las compras, igualmente es importante que ayude en el almacenamiento de los alimentos en la alacena, con el objetivo de que vea cuáles son los alimentos adquiridos y dónde son colocados.

3. Comer a una hora adecuada: El niño debe hacer al menos 5 comidas al día: desayuno, merienda de la mañana, almuerzo, merienda de la tarde y cena; idealmente en el mismo horario, debido a que esto educa al organismo a sentir hambre siempre a la misma hora. 

4. No consumir alimentos antes de las comidas principales: otro cuidado importante es no comer ni beber nada 1 hora antes del horario de las comidas principales, ya que así es más fácil que el niño tenga apetito para la comida principal.

5. No llenar mucho el plato: Los niños no necesitan tener un plato muy lleno de comida, pues pequeñas cantidades de cada alimento son suficientes para mantenerse nutrido y saludable.

Es importante mencionar que no todos los niños tienen el mismo apetito, y es normal que entre los 2 y los 6 años este sea menor, ya que es una fase de crecimiento más lenta.

6. Hacer platos divertidos: Para abrir el apetito del niño, una buena estrategia es hacer platos divertidos y coloridos, combinando alimentos que le gusten más con aquellos que le gusten menos, siendo esta una gran opción para hacer que el niño coma verduras. Así, por medio de este tipo de platos, es posible entretener al niño y estimular su apetito.

7. Preparar los alimentos de forma diferente: Es fundamental que el niño tenga la oportunidad de probar los alimentos preparados de formas diferentes (crudos, cocidos o asados) y observe que estos pueden tener colores, sabores, texturas y disponibilidad de diversos nutrientes.

8. Evitar las “tentaciones”: Preferiblemente, se debe tener en casa alimentos frescos como verduras y frutas, además de pasta, arroz y pan, y se debe evitar alimentos industrializados y preparados, ya que estos, aunque tengan más sabor, son perjudiciales para la salud cuando se consumen a diario, y hacen que a los niños no le guste el sabor de los alimentos saludables, pues son menos intensos.

​9. Salir de la rutina: Para aumentar el apetito del niño y que este vea la hora de la comida como un momento divertido, los padres pueden fijar un día del mes para cambiar la rutina y comer fuera de la casa, en el jardín, por ejemplo, se puede efectuar un picnic o una barbacoa.

10. Comer juntos: La hora de las comidas como desayuno, almuerzo o cena, debe ser un momento en que la familia esté reunida y todos consumen los mismos alimentos para que así el niño comprenda que debe ingerir lo mismo que los padres y los hermanos.

Por Editora Revista Femenina

proyectos

Comparte la nota en tus redes sociales

Nota escrita por:

Danos tu opinión

Deja el primer comentario

Patrocinadores

Categorías

Fisioterapia, Estetica, Rehabilitacion

Patrocinadores