Categorías

¡Cuidado con el azúcar a edades muy tempranas!

Por: dpa

A casi todo el mundo le gusta lo dulce, también a los niños pequeños. Por eso es importante que los padres tengan en cuenta cuánta azúcar añadida le ofrecen a su retoño.

El pediatra Ulrich Fegeler señala que los niños menores de dos años no deberían consumir azúcar añadida de ninguna manera. Se refiere al azúcar que se agrega a alimentos y bebidas más allá del que contienen naturalmente. Esto quiere decir que si un niño pequeño tiene hambre es mejor ofrecerle un trozo de manzana que una galleta de chocolate.

El gusto por lo dulce se desarrolla muy temprano

“Según los estudios, la primera infancia tiene una gran influencia en las preferencias de alimentos que se tendrán después”, sostiene Fegeler, miembro del panel de expertos de la Asociación Profesional de Pediatría y Adolescencia de Alemania (BVKJ, por sus siglas en alemán). 

Estos gustos luego son muy difíciles de modificar. Si los niños aprenden a conocer diferentes sabores desde el comienzo de su alimentación, también serán más propensos a aceptar alimentos de sabor agrio o amargo.

Estas preferencias pueden ser decisivas para la salud en el transcurso de sus vidas. Porque quien consume demasiada azúcar, advierte Fegeler, corre un riesgo elevado de padecer sobrepeso, diabetes, enfermedades cardiovasculares, presión alta, cáncer y caries.

Una cucharadita de té como medida

¿Pero cómo hacen los padres para dar con la medida exacta si de vez en cuando quieren darle un dulce a su hijo? Los niños de dos y de tres años deberían consumir un máximo de cuatro cucharadas de té (16 gramos) de azúcar añadida por día. Los de entre cuatro y seis años, un máximo de cinco cucharaditas de té (20 gramos). 

Por: dpa

proyectos

Comparte la nota en tus redes sociales

Nota escrita por:

Danos tu opinión

Deja el primer comentario

Patrocinadores

Categorías

Fisioterapia, Estetica, Rehabilitacion

Patrocinadores