Categorías

Hidratarse, refrescarse, protegerse: ¿cómo cuidarse del calor?

Por: dpa

Para algunos, el calor es motivo de alegría. Otros sufren con cada grado de más. Lo cierto que es no todos se llevan bien con las altas temperaturas.

Las personas de mayor edad y las que tienen enfermedades crónicas sufren especialmente con el calor, ya que en su caso al cuerpo le cuesta más adaptarse a las altas temperaturas.

Sin embargo, ya sean jóvenes o mayores, la realidad es que todos deben observar ciertos cuidados cuando hace calor. La primera regla central es:

– Beber, beber, beber

Dado que el cuerpo pierde mucho líquido a través de la transpiración, es importante beber mucho líquido, idealmente dos a tres litros por día.

Se puede tomar agua mineral, jugos de frutas con agua y té, es importante que las bebidas no estén demasiado frías. Porque también ayudan a mantenerse hidratado alimentos con un alto contenido de agua, como los melones.

– Consumir más sales

Transpirar no solo hace que se pierdan líquidos, sino también electrolitos, minerales presentes en la sangre. Esto se puede hacer notar a través de cansancio.

Una forma de recuperar electrolitos es tomando un caldo de verduras o carne, o agua mineral rica en sodio.

– Evitar las sobrecargas

“Nada de grandes actividades o grandes esfuerzos”, ya que reaccionar a las altas temperaturas ya es bastante trabajo para el cuerpo. Si de todas formas se quiere hacer algo de trabajo de jardinería o deportes, lo mejor es que sea en las horas más frescas de la mañana o al caer la tarde.

– Mantener la casa fresca

La regla de oro es, ventilar los ambientes “solo cuando la temperatura exterior es más baja que la que hay adentro”. Hay que oscurecer el cuarto durante el día, quien lo ventila luego antes de irse a dormir probablemente logre que la temperatura en el mismo sea más agradable por la noche.

– Proteger la piel de la luz del sol

No se debe prescindir del protector solar ni siquiera a la sombra, dado que los árboles y las sombrillas solo protegen parcialmente de los rayos UV. Y, a la hora de colocarse la crema solar, no hay que olvidar nunca las partes del cuerpo más expuestas, como las orejas, los hombros y los dorsos de manos y pies.

Por: dpa

proyectos

Comparte la nota en tus redes sociales

Nota escrita por:

Danos tu opinión

Deja el primer comentario

Patrocinadores

Categorías

Fisioterapia, Estetica, Rehabilitacion

Patrocinadores