Categorías

Independencia vs  hiperdependencia

Por: Elsy Gándara

Resulta sin duda llamativo como en ocasiones, algo que se percibe como unafortaleza -la independencia- puede revelar un problema más profundo; como es el caso de un trauma psicológico. Porque si bien es cierto, que es saludable desarrollar ese sentido de libertad con el que decidir y actuar por nosotros mismos, hay quien deriva en una conducta algo patológica.

Para empezar ¿Qué es la Hiperdependencia? Y ¿Cómo nos puede dañar?  “Ser excesivamente independientes y autosuficientes es señal de haber sufrido grandes decepciones, a tal punto que sentimos que no podemos confiar en nadie más que nosotros. Pero la verdad es que nos necesitamos; somos interdependientes y no podemos sobrevivir sin la ayuda de los demás”.

Yo me he identificado con algunas de estas características, realmente nunca nos damos cuenta, creer que somos “independientes”, nos hace creer que todo lo que hacemos esta súper bien, sin darnos cuenta hasta dónde podemos llegar.

“Esta hiperindepenencia puede estar ligada a situaciones traumáticas, de manera inconsciente incluso. Esas experiencias pueden traducirse en una mayor dificultad a la hora de armar proyectos de pareja o de trabajo, o de comprometerse con alguien o algo”, Porque claro, comprometerse también implica mostrarse vulnerable. 

“Muchas veces pasa que esta autosuficiencia es producto de una experiencia traumática que vamos silenciando. De ser así, al establecer conexiones de mayor cercanía con otros, inmediatamente sentimos rechazo o una sensación de incomodidad. Al final, son mecanismos de defensa”. “Porque nuestra historia, experiencias y relaciones tempranas, dan cuenta de cómo nos relacionamos, pero también de cómo de un momento a otro nos empezamos a defender de las experiencias dolorosas. Asumiendo, muchas veces internamente, de que la única forma de hacerlo es dependiendo únicamente de nosotros mismos”.

Características de la hiperindependencia

Son adictos al trabajo:

Esta es un rasgo recurrente: la obsesión por mantenerse ocupados la mayor parte de tiempo es una conducta habitual en el hiperindependiente. Son personas que orientan su vida a una meta y se vuelcan en ella de manera obsesiva. El tener tan altos objetivos laborales les sirve también como excusa para eludir todo tipo de compromisos: de amistad, familia y pareja.

Jamás delegan tareas ni piden ayuda:

Las personas con un carácter hiperindependiente “pueden con todo” (o eso parece). Son esas figuras que nunca piden ayuda aunque el mundo entero les haya caído en pedazos sobre sus espaldas. Jamás delegan ninguna tarea porque eso les resta autoridad y fortaleza. Porque si hay algo que ansían, es ser resolutivos, eficaces, resolverlo todo sin ayuda de nadie.

Tienen una personalidad hermética y reservada:

Son inexpugnables y herméticos. Actúan como frías fortalezas humanas en las que nunca parece ocurrir nada, porque todo lo esconden, todo lo reprimen. No importa si están pasando por mil tormentos, jamás compartirán con nadie lo que sienten o aquello que les preocupa. No solo se obstinan en no compartir territorios físicos con nadie, el escenario emocional también es algo marcadamente privado.

Toman decisiones unilaterales:

Estos hombres y mujeres tienen grandes dificultades para convivir con otras personas. En el ámbito laboral son esas voces siempre discrepantes con las que cuesta llevar proyectos en grupo. Se frustran si las cosas no son como ellos quieren y desean. No comparten ideas, no consensúan, no saben dialogar, no hacen equipo…

Asimismo, en lo que a materia relacional se refiere, rara vez logran mantener una pareja o una amistad. Siempre toman decisiones unilaterales y se ofenden lo indecible si no se hace lo que sugieren. 

Detestan necesitar a alguien y que alguien los necesite:

Otra evidencia que define a los hiperindependientes es sentirse asfixiados cuando perciben que empiezan a necesitar a alguien. Al fin y al cabo, amar, significa experimentar el deseo de estar cerca de otro, de compartir tiempo, vida y experiencias.

Esa vinculación emocional es algo que ansían evitar a toda costa. No quieren necesitar a nadie ni que nadie los necesite a ellos; solo así evitan el riesgo de ser heridos o traicionados.

Ser independiente es bueno. Significa que eres fuerte y autosuficiente, que puedes hacer las cosas por ti mismo, tomar tus propias necesidades. Ahora bien, cuando dices no necesitar a nadie, no sabes convivir con los demás y eludes todo tipo de relación por miedo a ser herido, la cosa cambia.

Por: Elsy Gándara

Sitio web: https://in.gt/vendors/littleapple/

Tik Tok: @littleappletejidos

Correo: elsygandara@littleapplegt.com

WhatsApp: 5535-9351

proyectos

Comparte la nota en tus redes sociales

Nota escrita por:

Danos tu opinión

Deja el primer comentario

Patrocinadores

Categorías

Fisioterapia, Estetica, Rehabilitacion

Patrocinadores