Categorías

La transformación de mujer a madre

Por: Dra. Gabriela Miranda

Este mes, es especialmente importante para mí, hace 8 años me convertí en mamá. Y es por eso, que he decidido hablar de los cambios físicos que puedes llegar a tener al convertirte en madre, estos cambios físicos y psicológicos que nos acompañan en nuestra transformación.  

Los primeros meses de vida de nuestros hijos son un mar de cambios y adaptación para nosotras, desde los desvelos, comer cuando hay tiempo, dar lactancia materna y escuchar los mil consejos que todos tienen para ti.
Descubre: Soy madre y ¡ya no doy para más!

En mi experiencia personal, sentía que era poco lo que debía hacer durante el día, me sentía haragana. Pero, al mismo tiempo, sentía que no tenía el tiempo necesario para hacer lo que en teoría debía hacer. Los recién nacidos lo hacen todo a la hora que necesitan, y es que, en sus primeras semanas de vida, pondrán en marcha muchos procesos instintivos para sobrevivir fuera del útero. Esto, obviamente, no se adaptará al principio con tus horarios, es decir, quiere mamar cuando tú vas a desayunar, llora cuando estás a punto de bañarte y cuando él duerme, o aprovechas y duermes con el (que te hace sentir que no haces nada) o te apresuras a realizar las tareas que tienes pendientes. Es un proceso de adaptación que lleva tiempo y desgaste físico para toda mamá.

Una mujer puede experimentar en el periodo de transformación a madre:

-cansancio generalizado

 -pérdida del cabello

-uñas frágiles

-cambios en la forma del abdomen

 -cambios en la forma de los senos

-dolor vaginal

-piernas y venas inflamadas

Y estos son solo algunos de los síntomas que puede tener cualquier mujer en esta etapa. Para que todos estos cambios se hagan más llevaderos es importante saber y conocer cuáles serán los cambios físicos y psicológicos que tendrás, pero también es importante saber que, muchos de ellos con una suplementación adecuada de, algunos nutrientes se podrán contrarrestar.

Con algunos cambios es importante saber que serán pasajeros y se deben a los mismos cambios durante el embarazo. Por ejemplo, la caída de cabello. Se sabe que normalmente podemos llegar a perder 100 cabellos diarios, pero esto disminuye durante el periodo del embarazo. Al terminar el periodo de gestación, fisiológicamente el cuerpo debe compensar esto, por lo tanto, se perderá cabello extra en los primeros meses post parto.

Es importante saber que muchos de los cambios físicos que experimenta una mamá, cederán en los primeros 6 meses luego del parto. Sin embargo, es importante un aporte nutricional adecuado, al revisar literatura nos damos cuenta que el soporte nutricional se da basados en la madre lactante.

¿Qué suplementos son necesarios durante la etapa de mujer a madre?

El consumo de algunos minerales como calcio, hierro, magnesio, así como nutrientes como vitaminas, polifenoles, ácidos grasos poliinsaturados, ácido fólico, son necesarios tanto para la mujer gestante, como para la madre los primeros meses post parto.

  • Ácido fólico. Es importante su consumo, aun en el periodo post parto, ya que los folatos de la madre pueden disminuir debido a su paso a la leche materna. El ácido fólico contribuye a la función psicológica normal y también disminuye el cansancio y la fatiga de la mamá.
  • Calcio. Las necesidades de este mineral incrementan durante la lactancia considerablemente para mantener los depósitos de sus huesos y hacer frente a las demandas del lactante. El calcio contribuye al metabolismo energético normal y es necesario para el mantenimiento de los huesos en condiciones normales.
  • Polifenoles. Estos compuestos bioactivos con capacidad antioxidante están presentes en alimentos de origen vegetal, frutas, semillas los cuales regularmente incluimos en la dieta. De acuerdo a varios estudios, estos compuestos ejercen su efecto protector ante algunas enfermedades tales como el cáncer, trastornos cardiovasculares y en procesos de inflamación crónica sostenida. También previenen el estrés oxidativo, el cual puede ser el origen de diversas enfermedades crónico degenerativas. Se trata de excelentes compuestos que proporcionan a la madre nutrientes para llevar a cabo sus funciones celulares normales, disminuyendo cansancio generalizado y el daño a largo plazo del estrés oxidativo que solemos padecer durante los primeros meses post parto.

Recuerda que todos estos cambios se superan conforme avanza el tiempo. Durante el camino de nuestra transformación debemos realizar las terapias físicas, nutricionales y psicológicas que sean necesarias, para que este proceso sea exitoso.

Dedicado a ese ser de luz, por quien, sigo transformándome.


Por: Dra. Gabriela Miranda

Medicina Biomolecular

Facebook: https://www.facebook.com/dra.gabymirandat

Instagram: https://www.instagram.com/dra.gabymirandat/

Correo: gamirato@gmail.com

proyectos

Comparte la nota en tus redes sociales

Nota escrita por:

Danos tu opinión

Deja el primer comentario

Patrocinadores

Categorías

Fisioterapia, Estetica, Rehabilitacion

Patrocinadores