Categorías

La triste rutina

Por: Sarahí Ponce

Si te sentiste identificada al leer esto ¡seguramente te sientes atrapada en un mismo lugar!

Ya sea en una relación de pareja, en un trabajo, en tu rutina diaria, o en cualquier otra situación.

Muchas veces sientes tanto miedo de salir de tu zona de comodidad, del lugar que ya conoces, que, aunque estés incomoda o ya no te sientas realizada; tomas la decisión de seguir allí.

Te has puesto a pensar ¿cómo deseas vivir tu vida? ¿con que normas vives tu vida actualmente? ¿de quién son las expectativas que estás cumpliendo? (son tus propias expectativas o son impuestas por los deseos de alguien más) …al responder estas preguntas, la última pregunta que deseo te cuestiones y probablemente la más decisiva es ¿eres feliz o el miedo no te permite cambiar de dirección?

En lo personal estoy convencida que hemos venido a este mundo a VIVIR y para mi vivir no significa “cumplir expectativas, seguir roles establecidos, hacer lo que es “moralmente aceptado” por la sociedad; VIVIR es sinónimo de RIESGO, de atrevernos   y aventurarnos a lo que es desconocido y que nos inyecta de energía, pasión, ilusión con solo imaginarlo.

Hace ya varios años, me atreví a salir de mi comodidad, me atreví a hacer cosas diferentes de las cuales no tenía el conocimiento educativo; sin embargo, descubrí tener el talento para hacerlo y descubrí que fuera de mi zona de comodidad, hay millones de oportunidades esperando a ser tomadas; en ocasiones tenemos la consciencia que allí están esas oportunidades esperando por nosotras, en otras ocasiones, la rutina se ha vuelto tan letal que creemos que ya no existe la aventura, que no somos capaces de lograr nuevos retos y que las “maripositas” por emprender un nuevo camino sentimental, familiar o profesional, ya no las volveremos a sentir.

Si esto te está pasando ¡VUELVE A VISUALIZAR LO QUE QUIERES SER! recuerda quién eres tú, cuál es tu verdadera esencia, qué talentos tienes, en qué escenario brillas con luz propia y te sientes VIVA y empieza a dar pasos (así sean pequeños) para salir de tu aburrida rutina y empezar a trabajar por lo que deseas ser y desear alcanzar.

Un pequeño paso, aún lo des con miedo, marcará la diferencia entre una vida que lo único que haces es sobrevivir, y una vida que realmente está llena de de aprendizaje, retos, aventuras y ¡siiii! probablemente te puedes equivocar…lo que si lo piensas un poco más, también es parte de VIVIR.

Así que “Sé fiel a lo que sientes, piensas y quieres”.

Sarahí Ponce, Psicóloga

Citas al WhatsApp: 5761-9959

Fb: Sarahi Ponce Psicóloga

Fb: Resiliente

Ig: sarahi_ponce_psicologa

Ig: resiliente_org

proyectos

Comparte la nota en tus redes sociales

Nota escrita por:

Danos tu opinión

Deja el primer comentario

Patrocinadores

Categorías

Fisioterapia, Estetica, Rehabilitacion

Patrocinadores