Categorías

Me casé con un psicópata

Por: Patricia Rodríguez

Conocí a mi ex esposo porque una noche iba saliendo del supermercado, lo vi en el parqueo, el estaba solo y no podía caminar bien, le ayudé a recoger sus llaves del carro. Andaba con bastón y me pidió ayuda. Me cayó muy bien y luego volví a encontrármelo en el mismo lugar.

Al principio me parecía un poco extraño pero de la nada nos empezamos a llevar bien y salian las conversaciones. Era un chico “tranquilo”, se acababa de graduar de la universidad pero no lo conocía a profundidad.

Era un conocido que por casualidad surgió una pequeña amistad, no tenía muchos amigos y nunca me imaginé que me casaría con el. Con el tiempo nuestra amistad floreció pero bien dicen que uno nunca termina de conocer a las personas. Nos hicimos novios a los dos años y todo iba marchando muy bien.

En ocasiones tardaba mucho en llegar a casa y siempre decía que eran reuniones. Lo que yo no sabía era que secuestraba y mataba mujeres. Eso era lo que se quedaba haciendo, justo iba a hacerme daño el día que lo conocí en el parqueo del supermercado pero no entiendo qué paso, al final no hizo nada.

Con el tiempo me di cuenta de todo esto, estaba nerviosa, asustada, tenía ansiedad y tenía mucho enojo. No podía creer todo lo que me estaban diciendo. Las apariencias engañan, era un asesino psicópata. Tenía tantas víctimas y encontraron rastros diversos los cuales lo implicaban y dieron con que la persona que había realizado todas esas atrocidades era él.

Estaba en shock, me mostraron tantas evidencias y demás, entendí sus llegadas tardes a casa, luego me di cuenta que había en el baúl del carro una sábana blanca manchada con sangre ya toda seca. Era una sábana pequeña pero estaba escondida.

Todas las piezas empezaron a ordenarse y entendí lo sucedido, no podía creer que me había casado con un psicópata. Por fortuna no teníamos hijos. Pero me duele el pensar todas esas muertes de chicas inocentes, sus familias y amigos..

Cada vez que iba a audiencia a declarar, siempre sonreía y parecía como que no hubiera hecho nada, realmente estaba loco, le parecía gracioso asesinar mujeres y mencionó que lo hizo porque le parecía como un deporte. Era un demente, básicamente así me enteré, cuando lo llegaron a buscar a casa, no me imaginaba todo lo que sucedería.

Este fue un breve relato sobre todo lo que sucedió, no podía creer que me había casado con un psicópata.

Por: Patricia Rodríguez

Editora en Jefe de Revista Femenina

Correo: editora@sholbenmedia.com

proyectos

Comparte la nota en tus redes sociales

Nota escrita por:

Danos tu opinión

Deja el primer comentario

Patrocinadores

Categorías

Fisioterapia, Estetica, Rehabilitacion

Patrocinadores