Categorías

Pancha Catalina, una promesa de amor y cuidado incondicional

Es una perrita mestiza, rescatada. Llegó a mi casa porque una conocida de mi hermano la encontró en una carretera, tenía aproximadamente 20 días de nacida.

Al llevarla a evaluación no daban muchas esperanzas de vida, tenía una patita lastimada al parecer había sido atropellada y muchísimos parásitos, pulgas y garrapatas; pero le sobraba energía, era una chiquita traviesa.

La ingresé a una clínica veterinaria porque no podía cuidarla y la intención era ponerla en adopción y pasó casi tres meses ahí, pero nadie le daba una oportunidad por ser mestiza y “callejera”, le llamaban “fea”.

Económicamente ya no podía seguir pagando su hospedaje en la clínica, así que decidí llevarla a casa y entendí que su lugar siempre fue ahí a mi lado. Con ella he tenido lealtad, amor y la mejor compañía del mundo…

Es nuestra Caty, Gordita, Pancha Catalina la pequeña traviesa que rompió mis tacones favoritos, los pantalones de mis hermanos y mis leyes cuando estudiaba para mis privados en la Universidad. Sin embargo, cuando mi salud se vio comprometida por un par de operaciones y estuve en depresión por un asunto personal, ella nunca se separó de mi lado.

Llevamos juntas 5 años, le he prometido cuidarla y amarla hasta nuestro último día juntas en este mundo. Por muchos años más de pelitos mágicos.

Pancha Catalina

Por Karim Lobos

proyectos

Comparte la nota en tus redes sociales

Nota escrita por:

Danos tu opinión

Deja el primer comentario

Patrocinadores

Categorías

Fisioterapia, Estetica, Rehabilitacion

Patrocinadores