Categorías

¿Por qué soy tan sensible?

Por: Patricia Rodríguez

Probablemente has sufrido durante tu infancia, has vivido momentos dolorosos y todo eso tuvo un gran impacto para tu cerebro. Cuando somos personas sensibles experimentamos sensaciones de todo lo que nos rodea. Ser una persona sensible no tiene absolutamente nada malo, pero sabemos que experimentar la sensibilidad día con día no es algo positivo para nuestra salud mental.

Emocionarnos por todo, preocuparnos por cosas pequeñas y grandes, sentirnos mal por las injusticias de la vida, o molestarnos por nada, la mayoría de personas se preguntan ¿por qué son así?, debido a que detestan sentirse agobiados por todo.

¿Es su personalidad o algo genético?, en la actualidad encontramos el popular término “personas altamente sensibles (PAS)”, que se refiere a un estudio por la doctora Elaine Aron en los años 90, que indica que así es el 20% de la población mundial.

Algunos se refieren a ellos como “personas intensas”, cosa que en algún momento de la vida pueden llegar a enfermarse, sufrir un trastorno, depresión, ansiedad, o los nervios, relacionados con el sistema inmunitario.

Ser sensible no significa ser débil, sin embargo, las consecuencias de la sensibilidad emocional debilitan las fortalezas mentales de una persona. Para trabajar la hipersensibilidad, tenemos que entrenar la mente para ser más fuertes.

¿Cómo controlar la sensibilidad emocional?

Cuando tu sensibilidad es incontrolable, debes empezar a tratarla y aprender a controlar tus impulsos. Algunas recomendaciones son las siguientes:

Detecta tus sentimientos

Cuestiona tu sensibilidad 

Mantén la calma

Se fuerte psicológicamente

Vence tus miedos y temores

Ir a terapia.

Por: Patricia Rodríguez

Editora en Jefe de Revista Femenina

Correo: editora@sholbenmedia.com

proyectos

Comparte la nota en tus redes sociales

Nota escrita por:

Danos tu opinión

Deja el primer comentario

Patrocinadores

Categorías

Fisioterapia, Estetica, Rehabilitacion

Patrocinadores