Categorías

¿Sabías que nuestros gestos comunican más que las palabras?

Es común escuchar el dicho un gesto habla más que mil palabras y es cierto, muchas veces nuestra postura corporal y expresiones faciales emiten un mensaje contradictorio a lo que expresamos verbalmente.

Según Startup Guide IONOS, el lenguaje corporal es la forma más importante de la comunicación no verbal, ya que la expresión facial, los gestos y la postura corporal son la expresión más inmediata de nuestros sentimientos, ya que la mayoría de estas señales se emiten de forma inconsciente. Sobre todo, en momentos emocionales de alegría, miedo, enfado o tristeza es casi imposible dominarlo.

De acuerdo con esta guía se puede definir el lenguaje corporal engloba todas las señales conscientes e inconscientes del cuerpo que dan información sobre el estado emocional o las intenciones de una persona.

Según las investigaciones del antropólogo Albert Mehrabian, las palabras tan solo representan un 7 % de la comunicación, mientras que un 55 % tiene que ver con la comunicación corporal (los movimientos y la proyección del cuerpo) y un 38 % del impacto está relacionado con la comunicación paraverbal (como el tono de voz).

¿Qué significado tiene los gestos de la cara?

De acuerdo con el Blog https://habilidadsocial.com/ el rostro es la lupa de las emociones, por eso se dice que es el reflejo del alma. En general, cuando alguien se lleva las manos a la cara suele ser producto de algún pensamiento negativo como inseguridad o desconfianza, por ejemplo:

Taparse o tocarse la boca mientras se habla, significa un intento de ocultar algo. Si se realiza mientras se escucha puede ser la señal de que esa persona cree que se le está ocultando algo.

Tocarse la oreja, es la representación inconsciente del deseo de bloquear las palabras que se oyen. Si tu interlocutor lo realiza mientras hablas puede significar que desea que dejes de hablar.

Tocarse la nariz, puede indicar que alguien está mintiendo.

Frotarse un ojo, es un intento de bloquear lo que se ve para no tener que mirar a la cara a la persona a la que se miente.

Rascarse el cuello, señal de incertidumbre o de duda con lo que uno mismo está diciendo.

Llevarse un dedo o algo a la boca, significa inseguridad o necesidad de tranquilizarse, en una expresión inconsciente de volver a la seguridad de la madre.

La próxima vez que converses con tu interlocutor analiza sus gestos y su postura corporal para tener una idea más clara del mensaje que te está brindando.

Por: directoraeditorial@sholbenmedia.com

proyectos

Comparte la nota en tus redes sociales

Nota escrita por:

Danos tu opinión

Deja el primer comentario

Patrocinadores

Categorías

Fisioterapia, Estetica, Rehabilitacion

Patrocinadores