Categorías

Un órgano con muchas funciones: ¿cómo mantener los riñones sanos?

Por: dpa

Los riñones producen la orina, pero esto dista de ser la única función que cumplen. Porque también regulan la presión arterial, producen vitamina D y algunas hormonas, estimulan la formación de la sangre y equilibran el balance hídrico y ácido base del organismo.

Todo un abanico de tareas para estos dos órganos que se encuentran dentro de la zona abdominal y cuya forma se asemeja a la de un frijol. Por esta razón, su nombre en inglés es precisamente “kidney” (que significa frijol en ese idioma).

Cuando algo no funciona bien con los riñones, puede llegar a desequilibrarse todo el cuerpo. Pero, ¿cómo nos damos cuenta de que este es el caso? Y, sobre todo, ¿cómo podemos mantener nuestros riñones en buenas condiciones?

  • Visitar regularmente al médico

Quien solamente preste atención a las dolencias, probablemente reconocerá la enfermedad renal solo muy tarde. Por eso es importante hacerse exámenes periódicos con el médico de cabecera. Una tira reactiva de orina puede mostrar, por ejemplo, si se han excretado proteínas o si hay sangre en la orina.

  • Evitar el sobrepeso

La mayoría de las enfermedades renales son crónicas y avanzan con lentitud. El mayor factor de riesgo para enfermedades renales futuras es la diabetes. Las personas de peso normal cuentan con un riesgo menor de enfermar de diabetes y, por consiguiente, de sufrir una afección renal.

  • Alimentarse de manera sana y con poca sal

En el caso de enfermedades renales muy avanzadas, puede ser útil una dieta baja en potasio, siempre en consulta individual con el médico especialista en riñón. Sin embargo, esta recomendación no se aplica de forma generalizada para las personas con riñones sanos.

Si la hipertensión arterial recibe tratamiento con fármacos, se pueden evitar las enfermedades renales. Por esa razón, el médico o la médica de cabecera debe controlar la presión de forma periódica.

  • Prescindir de nicotina, alcohol y algunos analgésicos

Esto se debe a que se sabe que la nicotina desempeña un papel importante en las enfermedades vasculares, que están estrechamente relacionadas con las afecciones renales.

Muchas personas saben de la vinculación entre el alcohol y las enfermedades del hígado. Pero el nefrólogo aclara que un consumo elevado de bebidas alcohólicas también puede afectar los riñones.

Directamente, así como también indirectamente, porque el alcohol modifica el equilibrio de los líquidos, pero también la función del hígado.

Además, factores genéticos y enfermedades autoinmunes pueden favorecer las enfermedades renales. Pero también la toma de analgésicos como el ibuprofeno o el diclofenac pueden desencadenar una enfermedad renal, especialmente si se los consume en grandes cantidades.

Por: dpa

proyectos

Comparte la nota en tus redes sociales

Nota escrita por:

Danos tu opinión

Deja el primer comentario

Patrocinadores

Categorías

Fisioterapia, Estetica, Rehabilitacion

Patrocinadores